Hallaron la mochila de Lola

BOLSO ESTABA ENTERRADO EN LA PLAYA DE BARRA DE VALIZAS

La mochila de Lola Chomnalez, la adolescente asesinada a fines de diciembre pasado en el balneario uruguayo Barra de Valizas, fue encontrada ayer enterrada en la arena y próxima al lugar donde había sido hallado el cadáver de la víctima, y los investigadores consideraron que el hallazgo es un “importante avance en la resolución del caso”.
Fuentes de la investigación confirmaron que dentro de la mochila fue encontrada la billetera de la adolescente, su DNI, un libro y un pareo, pero no fue hallado el dinero que llevaba al momento de su desaparición, unos 2.500 pesos uruguayos.
Los investigadores trabajaron durante toda la jornada en busca de un arma blanca que podría haber sido utilizado por el homicida para provocar las heridas que tenía la chica en el cuello y en uno de sus brazos, aunque hasta ayer a la tarde el resultado había sido negativo.
El Ministerio del Interior de Uruguay confirmó el hallazgo de la mochila color rosa chicle, que la turista argentina llevaba consigo la tarde en que fue vista con vida por última vez.
“Luego de varias reuniones de análisis de la situación sobre el caso de Lola Luna Chomnalez, las autoridades e investigadores resolvieron continuar con la búsqueda de elementos que ayudaran a aclarar la situación, siendo la mochila de la joven, uno de los principales objetos que podrían arrojar luz al caso”, indicó el comunicado de prensa de dicha cartera.
En ese sentido, “se conformaron equipos de trabajo compuestos por investigadores de las Jefaturas de Policía de Rocha y Montevideo, junto a técnicos de la Policía Científica, con el objetivo de encontrar esa prueba y someterla a los peritajes y análisis correspondientes”, continuó el informe oficial.
Y agregó: “En el día de hoy -miércoles 14 de enero- personal que realizaba la búsqueda encontró el objeto en cuestión, enterrado en la arena y próximo al lugar donde fuera encontrado el cuerpo de Lola”.

Nueva jueza.
Tras el hallazgo, los efectivos policiales dieron intervención a la jueza que ayer se hizo cargo de la causa, Silvia Urioste, para que se hiciera presente en el lugar del hallazgo, y, tras analizar el contenido, se confirmó que se trataba de la mochila de Lola.
Urioste comenzó ayer a interiorizarse de los detalles del expediente que hasta el viernes pasado estuvo en manos de la jueza Marcelo López, quien ese día pidió licencia médica y terminó su turno durante la feria judicial.
La nueva magistrada, quien es la titular del Juzgado Penal de Rocha en el que recayó la causa, se reunió también con los investigadores policiales para buscar nuevas pistas sobre el crimen, por el que hubo diez personas detenidas e indagadas por la jueza López y luego liberadas.

Detenidos.
Entre los detenidos estuvieron la madrina de Lola, Claudia Fernández; y la pareja de ésta, Hernán Tuzinkevich; y un albañil apodado “Conejo”, cuyo rostro se parecía a un identikit elaborado por testigos que estuvieron en el lugar del hecho.
Sin embargo, estos testigos no pudieron identificar al apresado en rueda de reconocimiento y el albañil fue liberado ya que los pesquisas no hallaron otras evidencias en su contra.
Ante esta serie de detenciones, que en todos los casos duraron no más que un día, la filial Rocha del Sindicato Único de Policías de Uruguay (SUPU) salió el martes a apoyar las tareas realizadas por el personal de la fuerza y aclaró que las mismas fueron ordenadas por la jueza López.
En tanto, la jueza Urioste aguarda el análisis de los distintos resultados de los peritajes incorporados a la causa, entre ellas, el de los materiales encontrados en la escena del crimen y de los llamados entrantes y salientes de los teléfonos celulares de Lola y de Tuzinkevich.
Ahora, ante el hallazgo de la mochila, también será de interés para la causa los peritajes sobre la misma para determinar si en ella quedaron rastros del asesino. (Télam)