Hallaron restos en un descampado

PARRICIDIO: SIGUE LA BUSQUEDA DE RICARDO KLEIN

Los investigadores del caso del parricidio de Pilar investigan si los restos calcinados que fueron encontrados ayer en un descampado cercano a la casa en la que se habría cometido el doble crimen pertenecen a Ricardo Klein.
Según informaron fuentes de la investigación, un hombre le habría contado a la Justicia que él mismo llevó las bolsas con restos calcinados desde la casa de la familia al lugar en el que fueron hallados, a pedido del hijo de la víctima Miryam Esther Kowalczuk.
Por el hecho, están detenidos desde el lunes Leandro Yamil Acosta, de 25 años, hijo de la mujer, y Karen Klein, de 22, hija del hombre, quien habría confesado el doble crimen y señalado al joven como su autor material.
El martes por la tarde, los investigadores intentaban determinar si los restos encontrados pertenecían al hombre, quien hasta el momento permanecía desaparecido.
En tanto, en una de las habitaciones de la casa en la que habitaba la familia, en la localidad de Manuel Alberti y donde se encontraron partes del cuerpo de la mujer, de 52 años, las pruebas de luminol que se realizaron demostraron la presencia de rastros de sangre, una evidencia que indica que en ese lugar se habrían cometido los crímenes.
Según trascendió, los investigadores sospechan que el hijo de la mujer es el autor de los crímenes, y quien le habría encomendado a un joven (que trabajaba con la familia en un circuito de reciclaje de residuos) que se deshiciera de tachos con restos calcinados en un descampado de la zona.

El hecho.
Ambos jóvenes, que además de hermanastros son pareja, se encuentran detenidos y habría sido la hija de Klein quien sindicó a su hermanastro como autor del doble crimen, al tiempo que aseguró que fue obligada a ayudarlo a deshacerse de los cuerpos.
Tras una denuncia de Roberto Klein, hermano de Ricardo, la vivienda situada en Sarratea al 2700 fue allanada por la Policía, que encontró los restos de la mujer depositados en tachos, en la terraza de la casa.
Mientras los jóvenes fueron inmediatamente detenidos, los mellizos de 11 años, los únicos hijos que eran fruto de la relación de la pareja, quedaron a resguardo de la Justicia.
Según trascendió, durante el allanamiento, los efectivos secuestraron de la vivienda 8.000 dólares, una pistola calibre 9 milímetros, una escopeta 12/70 y tres hachas que serán peritadas para determinar si fueron utilizadas en el doble crimen. (NA)