Heridos recibieron el alta

REPUDIO A LA REPRESION EN ROSARIO

Los organizadores del Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario repudiaron en una conferencia de prensa “la represión de la policía santafesina” y destacaron que “los incidentes no tienen nada que ver con el encuentro”.
Sectores políticos, sociales e institucionales repudiaron ayer la represión policial ocurrida el domingo a la noche durante la multitudinaria marcha del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres, con un saldo de 17 heridos, entre ellos un reportero gráfico de Télam, con la que unas 70.000 mujeres de todo el país coronaban las jornadas del evento, que culminó este mediodía en Rosario. Las 17 personas que resultaron heridas frente a la Catedral de Rosario durante los incidentes recibieron ayer el alta médica.
“El saldo de heridos por los disturbios, según nuestros registros de atención, fueron diez policías, tres chicas con lesiones y cuatro trabajadores de prensa, todos ellos asistidos en el lugar, algunos fueron derivados a guardias de hospitales y efectores privados donde fueron atendidos y dados de alta”, informó el secretario de Salud de la Intendencia de Rosario, Eduardo Caruana.
Los trabajadores de prensa lesionados son José Granata, reportero gráfico de la Télam de Rosario; Alberto Furfari y Pedro Levy, de Canal 3 Rosario y una periodista de Mendoza .
La comisión organizadora del encuentro repudió en conferencia de prensa “la represión de la policía santafesina” y destacó que “los incidentes no tienen nada que ver con el encuentro, que fue multitudinario y muy exitoso”.
“Repudiamos enfáticamente cualquier tipo de represión, particularmente la ejercida por las fuerzas de seguridad en la intersección de las calles Buenos Aires y Santa Fe y sus alrededores sobre periodistas y manifestantes”, señalaron las organizadoras.
“Los hechos sucedidos durante la marcha principalmente pusieron en riesgo la seguridad y la vida de las miles de mujeres que nos autoconvocamos”, consideraron, tras destacar que “los incidentes no tienen nada que ver con el encuentro y no queremos desviar el eje de lo que fueron estas exitosas jornadas donde miles de mujeres llegaron desde diferentes destinos de la Argentina”.

Testigo.
El fotógrafo de Télam contó, poco después de los incidentes, que recibió tres impactos de balas de goma en la cara cuando quiso registrar los hechos que se producían frente a la Catedral de Rosario, alrededor de las 22, y expresó: “No sé por qué salieron a reprimir, todavía estoy un poco shockeado y me resulta difícil rebobinar”.
Granata dijo que la multitudinaria marcha fue algo “impresionante como nunca vi en mis 50 años de profesión” y contó que recibió la solidaridas de las autoridades de Télam, de compañeros y de los sindicatos de prensa.

Apoyo.
En tanto, el secretario de Medios Públicos de la Nación, Jorge Sigal, expresó en las redes sociales su “solidaridad” con José Granata y reafirmó su “compromiso de seguir luchando por la liberad de expresión”, en un Twitter que envió con copia al titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi
Otro de los repudios, además de las expresiones de distintos partidos políticos, organizaciones sindicales y sociales que participaron en el encuentro, fue el del arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martin, quien se pronunció en favor del “diálogo y la paz”.
“Nosotros lo lamentamos, estamos a favor del diálogo, de la paz y creemos que el desafío es vivir juntos aunque disintamos en algunos temas, y que podamos dialogar y debatir con respeto, pero siempre hay esa intolerancia, esa violencia que se ejerce”, señaló el arzobispo.
“Si bien el grueso de la marcha, transitaba pacíficamente, siempre en estas manifestaciones algún grupo que creo que fue muy minoritario que tiene una violencia y una agresividad muy grande produjeron estos incidentes”, apuntó el prelado en declaraciones a LT8-Rosario. (Télam)

Compartir