Hermanos de 8 y 9 años sospechados por crimen

Los dos chicos eran vecinos y amigos de la niña asesinada que vivía con sus padres Mirta y Oscar en una humilde vivienda. La autopsia al cadáver determinó que el cuerpo presentaba varios golpes.
Los hermanos de 8 y 9 años fueron responsabilizados ayer por el crimen de Milagros Balizán, la nena de dos años ocurrido el domingo en la localidad de San José, partido de Almirante Brown, quien fue golpeada y asfixiada con un cable.
Según voceros de la causa, la muerte de la niña se habría producido por ahorcamiento cuando le colocaron el cable alrededor del cuello como si fuera un perrito, hasta que la niña en un movimiento se ahorcó, de acuerdo con la confesión que habrían hecho los propios niños acusados. Los dos hermanos eran vecinos y amigos de la niña asesinada que vivía con sus padres Mirta y Oscar en una humilde vivienda de la localidad de San José, en Adrogué.
La Justicia deberá determinar ahora qué sucede con los chicos, ya que por su edad son inimputables y no pueden ser juzgados por homicidio. La autoría por la muerte de Milagros se conoció a partir de la declaración del menor de los chicos, quien habría dicho en la comisaría tercera de Almirante Brown ante el fiscal de Lomas de Zamora, Héctor Toneguzzo, a cargo de la causa, que fue su hermano quien habría provocado la muerte de Milagros y luego lo amenazó para no contara nada, según fuentes del caso.
La autopsia al cadáver determinó que el cuerpo presentaba varios golpes, uno muy fuerte en la cabeza, y que no había sido abusada sexualmente como trascendió en un primer momento.

Confesión.
El cuerpo desnudo de la niña fue encontrado el domingo en el cruce de las calles Chubut y Rosales, una humilde zona de la localidad de San José. El chico, dijeron los voceros, le habría hecho la confesión inicialmente a su madre, quien llevó a ambos a la comisaría tercera de Almirante Brown, donde quedaron demorados, acompañados de la progenitora.
Sin embargo, por disposición del fiscal Toneguzzo -quien dispuso un estricto secreto de sumario en la causa-, los tres fueron derivados a otra seccional para garantizar su seguridad.
Los chicos fueron puestos a disposición del Juzgado de Menores 2 de los tribunales de Lomas de Zamora, a cargo de Mariano Alessandrini y, según se especulaba podrían retornar a sus casas en las próximas horas y quedar bajo la tutela de sus padres porque son inimputables y tampoco tienen edad para ser derivados a un Instituto de Menores.
En tanto, los restos de Milagros fueron inhumados ayer en el cementerio municipal de Rafael Calzada, en medio de profundas muestras de dolor y sin incidentes, como los que se produjeron el domingo cuando los vecinos rompieron y quemaron la humilde casa de un hombre que vivía en el predio donde fue encontrada muerta la chiquita, creyendo que era el responsable, tras lo cual se enfrentaron con la Policía.

“No creo”.
Mirta, la mamá de la víctima, confirmó a la prensa que los hermanos estaban demorados a disposición de un fiscal y aclaró que “quedó descartada la hipótesis del abuso sexual” que se había manejado en un principio. “Vivían acá a la vuelta. Venían a jugar a la casa de mi hermano. No lo puedo creer”, dijo la mujer. “Yo no sé que pensar. No creo…, a veces creo, a veces no…, está muy, muy golpeada, demasiado para que sean dos criaturas de ocho o nueve años” los responsables del hecho, insistió la atribulada mujer.
Por su parte, una de las tías de Milagros, de nombre Analía, señaló al canal de cable Crónica TV: “Yo ni esperaba que le hicieran esto ¿Cómo se explica tanta maldad en dos criaturas? ¿Qué explicación le puedo pedir a un nene de 8 años? Yo no quiero ver más ni a los nenes, ni a la madre y ni a la abuela”. (DyN)