Imputaron por homicidio agravado al hijo de una de las israelíes desaparecidas

La fiscal Claudia Ríos imputó hoy al hijo y sobrino de las hermanas israelíes desaparecidas desde hace dos semanas en la provincia de Mendoza por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, en relación a la mamá y “homicidio simple” a la tía, informaron fuentes judiciales.

También se ordenaron nuevos peritajes en el domicilio del hombre en busca de los cuerpos.
El imputado es Gil Pereg, de 36 años, quien se hacía llamar “Nicolás” en la mencionada provincia y había sido detenido ayer por la tarde, en la causa que investiga la desaparición de su madre Pirhya Sarusi, de 63 años, y su tía Lily Pereg, una reconocida científica de 54 años.

En diálogo con la prensa, la fiscal Ríos explicó hoy que la imputación surgió “luego de que se corroborara el ADN positivo de muestras de sangre halladas en una remera y una bolsa de cemento durante el allanamiento de la semana pasada en su domicilio por una perra preparada para descubrir sangre humana”.

Esa fue la clave en la que se basó la funcionaria judicial para imputarlo, gracias al olfato de una perra de la Escuela de Adiestramiento Canino de Mendoza (Escam).

“Tenemos pruebas suficientes, además de la cámara del CEO que filmó cuando los tres se trasladan hacia la parada del colectivo y arriban el sábado 12 a la mañana al domicilio del hijo, pero después no se ve la salida, lo que da a entender que las personas han permanecido en el lugar”, añadió la representante del Ministerio Público Fiscal.

Desde este mediodía, personal de la Policía Científica, Bomberos, perros y demás peritos con herramientas de excavación estaba nuevamente en la vivienda del imputado, situada en la calle Julio Argentino Roca al 6000 de la localidad mendocina de Guaymallén, en búsqueda de los cuerpos de las dos mujeres desaparecidas y demás pistas.

El imputado ya fue trasladado a la penitenciaria provincial y será sometido a un examen físico y psíquico porque, según la fiscal Ríos, “amenazó con quitarse la vida”.

Vecinos de la zona comentaron que el hombre tenía barba, pelo largo, rastas sucias y largas, pero que en los últimos días cambio su aspecto físico.

Además, en su vivienda fueron hallados muchos gatos y perros, algunos muertos disecados y otros en mal estado; además de varias armas de grueso calibre que, según se informó luego, contaban con registro de permiso.

Pyrhia Sarusi y su hermana Lily son buscadas desde hace dos semanas y la última persona que las vio fue Gil Pereg, hijo y sobrino respectivamente, quien declaró a la Justicia que él las vio por última vez ese sábado cuando las mandó a tomar el colectivo de regreso al departamento que alquilaban y nunca más volvió a tener contacto con ellas.

Lily Pereg es una profesora de gran trayectoria en las ciencias biológicas, asociada de microbiología en la Universidad de Nueva Inglaterra, Australia, país donde también los medios periodísticos se han preocupado por su desaparición.

Asimismo, la fiscal del caso indicó que se convocó a protectores de animales para que se encarguen de los gatos y perros que el detenido tiene en su casa.

Además, la funcionaria judicial comentó que mientras el ahora detenido e imputado vivía en el departamento mendocino de San Martín era conocido como Floda Reltih, que se si se lee al revés quiere decir ‘Adolf Hitler’.

En tanto, el martes último la Unidad Fiscal de Homicidios de Mendoza había fijado una recompensa de 300.000 pesos para dar con el paradero de las ciudadanas israelíes, con el objetivo de reactivar la investigación. (Télam)