Incaa: Marcos Peña salió al cruce de las críticas

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, desmintió ayer las versiones que advierten sobre un “plan secreto para destruir el cine nacional” por parte del Gobierno a partir de la remoción de Alejandro Cacetta al frente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).
Peña aclaró que “es una gran mentira sin ningún fundamento” que haya una intención de “desfinanciar al cine, al teatro y a la música” y ratificó que no existe ningún plan para “eliminar ni modificar el fondo” destinado a esas áreas.
Mediante un publicación en su cuenta de Facebook, explicó que el apartamiento de Cacetta -a quien definió como “un buen profesional” al que no le caben “objeciones éticas”- tuvo que ver con una decisión para “transparentar aquellos lugares donde se usaron fondos públicos para intereses particulares”.
“Alejandro Cacetta es una buena persona, un buen profesional y una persona de la que no tenemos objeciones éticas. Pero el equipo definió que era necesario un cambio para darle mayor dinámica a la gestión y para tener un mayor compromiso con las reformas necesarias para que haya más transparencia en el Incaa”, expresó Peña, al hacer alusión a supuestos nichos de corrupción en segundas líneas dentro del organismo.

Denuncias.
El funcionario comparó las denuncias sobre un supuesto vaciamiento del ente estatal promotor de la industria audiovisual con otras acusaciones similares que ocurrieron en el pasado cuando el Mauricio Macri era jefe de Gobierno porteño.
“Es lo mismo que quisieron instalar en 2007 cuando dijeron que íbamos a cerrar el BAFICI (¿Se acuerdan?), o que íbamos a cerrar el Teatro Colón (2008), o que íbamos a dejar de hacer las obras para el Complejo Teatral San Martín, que íbamos a cerrar el CCK y Tecnópolis u otras innumerables mentiras que fueron cayéndose solas con la evidencia”, resaltó.
En este sentido, Peña sostuvo que siempre se trató de “prejuicios” que un sector de la sociedad proyectaba sobre el macrismo pero que una y otra vez se revelaron equivocados.
“Han intentado durante años que los prejuicios que tenían sobre nosotros se verifiquen en la realidad. Como no pudieron, ahora convocan a resistir supuestos planes ocultos que no existen”, indicó.
En esta línea, aseguró que la política cultural es “una prioridad” para la gestión de Cambiemos y concluyó: “Sigamos trabajando juntos por el cine nacional que todos amamos”. (NA)