Inconsistencias en las DDJJ de Macri

EL JUEZ FEDERAL SEBASTIAN CASANELLO PIDIO QUE LA PROCELAC REMITA EL INFORME

El juez federal Sebastián Casanello solicitó ayer que la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) le remita el informe sobre las presuntas inconsistencias detectadas tras comparar las declaraciones juradas que el presidente Mauricio Macri presentó cuando era candidato y todavía jefe de Gobierno de la Ciudad.
El pedido se produjo luego de que el diario La Nación informara ayer que “los números del patrimonio del presidente Mauricio Macri son inconsistentes y contradictorios”, de acuerdo a cuerdo a un informe de la Procelac elaborado al comparar dos declaraciones del mandatario correspondientes al 2014.
El magistrado que investiga al jefe de Estado por un denuncia presentada tras las revelaciones surgidas de la investigación periodística internacional conocida como Panamá Papers cursó ayer al mediodía el pedido a la Procelac a través de un oficio que también envió por fax, según informaron a Télam fuentes judiciales.

Estudio comparativo.
A fin de junio, el juez Casanello había pedido al gobierno de la Ciudad de Buenos aires y a la Oficina Anticorrupción, que encabeza la ex diputada del PRO Laura Alonso, un estudio comparativo de las declaraciones juradas que presentó Macri entre 2013 y 2015.
Los pedido de Casanello, el de fin de junio y el de ayer, se produjeron en el marco de la causa en la que Macri está imputado por no haber informado su participación en las empresas offshore denominadas Fleg Trading LTD y Kagemusha SA.
En 2015, Macri presentó dos declaraciones juradas correspondientes a 2014, una en la Ciudad de Buenos Aires como jefe de Gobierno porteño y otra ante la Oficina Anticorrupción como candidato a presidente, lo cual permitió a la Procuraduría elaborar un informe sobre dos declaraciones referidas a un mismo período.
El informe de la Procelac fue elaborado en torno a los rubros “bienes inmuebles”, “acciones, cuotas, participaciones sociales”, “depósitos y dinero en efectivo”, “acreencias” y otros “conceptos” y “consideraciones” y, según informó La Nación, fue remitido a la justicia penal de la Ciudad.

Denuncia.
La ex legisladora porteña Gabriela Cerruti había denunciado ante la justicia penal porteña a Macri por las presuntas “inconsistencias identificadas en las declaraciones juradas patrimoniales presentadas por el (entonces) Jefe de Gobierno porteño y candidato presidencial por la Alianza Cambiemos”.
La denuncia de Cerruti había sido presentada ante el fiscal Sergio Abraldes quien consideró que no le correspondía avanzar en la investigación de ese tema porque existía otra anterior que ahora está a cargo de la jueza subrogante Elizabeth Paisan y la fiscal Silvana Russi.

La Ley que no fue.
En su primera aparición pública tras las movilizaciones que el jueves tuvieron lugar en distintos puntos del país para rechazar los fuertes incrementos en las tarifas de los servicios públicos, el Presidente no hizo referencia al tema y, por el contrario, se pronunció a favor de generar empleo para los jóvenes porque “hay el doble de desempleo” en esa franja etaria.
Macri lanzó en Villa Devoto su Plan Nacional de la Juventud, acompañado por el jefe porteño, Horacio Rodríguez Larreta y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.
Durante el acto celebró que se hubiera aprobado la Ley de Primer Empleo, que todavía no se empezó a debatir en el Congreso, a pesar de haber ingresado a la Cámara baja el 26 de abril pasado.
Dialogó con jóvenes en la denominada “Casa del Futuro”, un lugar donde la militancia macrista dará clases de apoyo escolar y otros paliativos a quienes se encuentran -según definió- en la “franja de vulnerabilidad”.
“Esta es la primera Casa del Futuro del país y soñamos con que haya una en cada provincia lo antes posible: comenzamos una en La Rioja, otra en Tucumán, Córdoba, Jujuy, Tierra del Fuego y esperamos el año que viene avanzar en todo el país”, explicó el mandatario. (Télam)

Compartir