Internaron a Giselle Rímolo

DETUVIERON EN SU CASA A LA FALSA MÉDICA

La policía detuvo a Giselle Rímolo en su domicilio y la trasladó en ambulancia a un centro médico tras un brote psicótico. La falsa medica debe cumplir siete años y medio de prisión.
En medio de un importante operativo policial que se montó para detener a Giselle Rímolo para que cumpla su condena de nueve años de prisión, la falsa médica fue trasladada ayer a una clínica privada debido a su estado de salud.
“Tuvo un brote psicótico, lo que generó una nueva sedación. Los médicos me transmitieron la situación y es preocupante”, indicó el abogado de Rímolo, Roberto Schlagel, antes de que su clienta fuera trasladada al sanatorio Otamendi, ubicado en Azcuenaga y Paraguay, en el barrio porteño de Recoleta.
En referencia al estado de salud de Rímolo, el letrado manifestó: “El médico me dice que no la podemos tener acá (por la casa) y si se la trasladan a un penal podría ser peor”.
Personal policial se hizo presente el miércoles en el domicilio de Rímolo, en Don Torcuato, e ingresó a la casa con la intención de trasladarla a la Unidad 28 del servicio penitenciario en Tribunales.
Según una imagen que se difundió en forma viral, la mujer se encontraba postrada en la cama, con un evidente sobrepeso y signos de un deterioro físico. Tras un procedimiento que duró más de cuatro horas, Rímolo fue sacada del domicilio en una camilla, con todo su cuerpo cubierto por una manta, y trasladada en un ambulancia a la clínica privada.
“Estamos pidiendo que por el grave cuadro de salud cumpla con su detención en su domicilio y con pulsera electrónica”, dijo Schlagel.
Sobre la dimensión del operativo y la cobertura periodística que tuvo detención de su defendida, el abogado expresó: “Me parece una desmesura, porque Rímolo estuvo siempre a derecho, pero obviamente nos estamos acostumbrando a este tipo de procedimientos”.
“El incidente de salud de Giselle Rímolo tiene 13 años, pasó prácticamente por diez internaciones en distintos lugares y el tribunal está informado quincenalmente del estado de salud de Giselle Rímolo”, aclaró.

Condena.
El pasado 2 de noviembre, la Corte Suprema de Justicia dejó firme la condena a nueve años de cárcel para la falsa médica Giselle Rímolo, acusada por los delitos de estafa y ejercicio ilegal de la medicina. Ahora, le restarían cumplir siete años y medio de prisión, tras computar el período que estuvo privada de la libertad.
El Alto Tribunal desestimó un último recurso de “queja” presentado por la defensa de Rímolo y dejó firme la sentencia dictada por el Tribunal Oral Criminal 7 y que luego fuera confirmada por la Cámara de Casación.
Rímolo está acusada por los delitos de “estafa, hurto, tráfico de mercaderías peligrosas para la salud, ejercicio de la medicina con promesa de curación, defraudación en la calidad de las cosas, defraudación por contrato simulado y falsificación de documento privado”.

Otros acusados.
El Tribunal Oral Criminal 7 en agosto de 2012 condenó a Rímolo, mientras que su hermano Fabián se presentó el pasado lunes ante la Justicia y quedó detenido, ya que había recibido cuatro años de cárcel como coautor del delito de estafa en concurso ideal con tráfico de medicamentos peligrosos para la salud.
Asimismo, el tribunal absolvió al farmacéutico Ricardo Delgado y las médicas Magdalena Martínez y Susana Seccardini.
En tanto, la ex pareja de Rímolo, el conductor televisivo Silvio Soldán, fue sobreseído antes de llegar a juicio y está desvinculado de la investigación de manera definitiva.
Rímolo dirigía una clínica llamada “Cidene” dedicada a tratamientos nutricionales para el descenso de peso.
La falsa médica aparecía en programas radiales y televisivos como “doctora Rímolo”, por eso los pacientes creían que era una profesional. El caso se conoció en 2002, luego de una investigación que se inició tras una cámara oculta que realizó el programa “Telenoche Investiga”. (NA)