José López, a juicio oral por los bolsos

El juez federal Daniel Rafecas envió ayer a juicio oral y público al ex secretario de Obras Públicas, José López, tras haber sido detenido intentando ocultar casi 9 millones de dólares en un convento en la localidad de General Rodríguez el 16 de junio del año pasado.
López irá a juicio junto a su esposa, María Amalia Díaz, acusado por el delito de enriquecimiento ilícito, mientras que Rafecas también remitió a juicio a la monja María Inés Aparicio y a cuatro empresarios por presunto “encubrimiento”.
Fuentes judiciales informaron a NA que el Juzgado rechazó los planteos de nulidad hechos por las defensas, dio por cerrada la etapa de instrucción y envió el expediente a un tribunal oral para que finalmente se realice el juicio.
En la madrugada del 14 de junio de 2016 López fue descubierto ingresando a un convento de General Rodríguez, a raíz del llamado de un vecino al sistema 911, luego de que viera al hombre arrojar bolsos por sobre el enrejado del monasterio: el ex funcionario llevaba casi 9 millones de dólares, 150 mi euros y una carabina.
Tras el análisis de los llamados telefónicos se detectó que la noche anterior habían pactado la visita del ex secretario al lugar, a través de conversaciones de una de las monjas con él y con su esposa.
Por ese hecho es que también van a juicio la esposa de López y la monja Celia Inés Aparicio por presunto encubrimiento: esta última aparece en las imágenes de las cámaras de seguridad ayudando a López a ingresar los bolsos con el dinero.
Pero José López también va a juicio por ser considerado el verdadero propietario junto a su esposa de la casa de Dique Luján en Tigre, una propiedad de 200 metros cuadrados sobre un terreno de 2000, y que fue valuada en 680 mil dólares.
Asimismo, también el ex secretario va a juicio por ser considerado el dueño de un lujosos departamento en Capital Federal. (NA)