Joven murió en fiesta electrónica

ROSARINA SE DESCOMPUSO TRAS CONSUMIR EXTASIS

Una joven de 20 años, oriunda de la ciudad santafesina de Rosario, murió en un hospital público a dónde había sido derivada en estado crítico tras participar de una fiesta electrónica en la localidad de Arroyo Seco, dónde según la autopsia consumió “éxtasis”, informaron ayer fuentes policiales y del Ministerio de Salud de Santa Fe.
La fallecida, identificada como Giuliana Maldovan, había concurrido junto a su novio en la noche del 31 de diciembre último a una fiesta electrónica en el boliche denominado ‘Punta Stage’ de Arroyo Seco, ubicada a 32 kilómetros al norte de Rosario.
Alrededor de las 7 de la mañana del domingo, al terminar la fiesta, la muchacha fue asistida en la puerta del boliche por médicos de un servicio de emergencia contratado por los dueños de la disco.
“La paciente presentaba un cuadro de ‘excitación psicomotríz'”, dijo el médico, José Luis Murina que atendió a la joven.
En declaraciones a Radio2-Rosario, el profesional indicó que debido al “cuadro grave de la paciente, en coma la trasladamos al hospital 50 de la zona”.
Posteriormente fue derivada al hospital Provincial de Rosario donde ingresó a la Unidad de Terapia Intensiva, según el diagnóstico con “hemorragia digestiva alta y probable intoxicación aguda por consumo de estupefacientes” que le originaron la muerte alrededor de las 19.30 del domingo, informaron fuentes de ese centro asistencial.

Extasis.
Por su parte la directora del Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de Rosario, Alicia Cadierno donde fue traslado el cuerpo para la autopsia de rigor, dijo ayer, “que está prácticamente confirmado que el consumo de sustancias que son las que se venden en este tipo de fiestas provocaron la muerte”.
“El consumo le provocó complicaciones por estímulo en el sistema nervioso central, que la llevaron a hemorragias”, explicó.
En declaraciones formuladas a LT8-Rosario, aseguró, “que el consumo del llamado ‘éxtasis’ pueden ser del orden de un accidente cerebro vascular hemorrágico, infarto de miocardio o hemorragia a nivel de viseras abdominales”.
“El aturdimiento y la aglomeración de gente en este tipo de fiestas, la deshidratación, la dificultad para conseguir líquido y el aumento de la concentración de la droga en sangre genera este tipo de situaciones en personas predispuestas”, amplió, Cadierno.
“Todo indica que la chica consumió éxtasis. Manejamos además el dato de que otros chicos padecieron este inconveniente, no de la gravedad de esta chica, pero sí se dio en otros chicos”, enfatizó la funcionaria rosarina.

Sin habilitación.
Por su parte el Intendente de Arroyo Seco, Nizar Esper aseguró “que el boliche no esta habilitado para hacer fiestas electrónicas. Esta habilitado desde 2015 como boliche bailable”.
En declaraciones realizadas a Radio2-Rosario, el funcionario señaló, “que alguien, lamentablemente le suministró drogas a la chica”.
“No sabemos si dentro o fuera del local, todo es materia de investigación. Nosotros hemos declarado la clausura preventiva del lugar para que la justicia actúe en la investigación”, indicó.
(Télam)