Jóven se quitó la vida en Bariloche

UNA AMIGA LO DENUNCIO POR UN FALSO CASO DE ABUSO SEXUAL

Silvina Castañeda, la madre Agustín Muñoz (18) que se suicidó luego de haber sido acusado falsamente de abuso, pidió no “perseguir” a la chica que lo había “escrachado” en las redes sociales “porque Agustín la perdonó”.
El caso se dio en Bariloche, donde una amiga, menor de edad, de Muñoz lo acusó de abuso sexual y luego se disculpó al tiempo que reconoció que la acusación fue por ” bronca y enojo”.
Los padres de Agustín publicaron una filmación en la que contaron que su su hijo se había suicidado semanas atrás y consideraron que con este tipo de “escraches” se está “jugando con algo muy delicado”.
Junto a un grupo de amigos de su hijo, Castañeda expresó: “Estamos acompañados de jóvenes que piden que se termine esta persecución y estos ‘escraches’ que no sirven, perseguir a una persona que se equivocó como es Ani (sic), la amiga de Agustín, porque Agustín la perdonó, tuvo la nobleza de perdonarla”.
“Pido, sin echarme en contra de la lucha leal y firme de tantas víctimas de abuso y falta de justicia, que se tome conciencia de que estamos jugando con algo muy delicado”, expresó la madre de Agustín, de quien dijo que “no recibió la contención suficiente desde la sociedad a raíz de esta situación última”.
Castañeda se refirió así al “escrache” que realizó la amiga de su hijo a través de Instagram -según ella misma contó en ese momento- y que fue viralizado.
“Estamos juzgando a nuestros jóvenes cuando nosotros somos responsables como adultos de la sociedad que estamos construyendo”, consideró.

“No hay contención”.
“No veo contención para las víctimas. Se los invita a contar su historia para encontrar justicia, que tengan el coraje de hablar, pero no hay contención, no hay ningún tipo de herramienta que los oriente una vez que abren esa puerta. Cuentan su verdad y esa verdad muere ahí. Mi hijo fue una víctima de toda esa desidia social que tenemos”, agregó.
A principios de diciembre Agustín Muñoz concurrió a una marcha de mujeres cuya consigna era “Nunca más solas, nunca más calladas”, en la que su amiga lo acusó de abuso sexual y repitió el señalamiento en las redes sociales.
Según relató Castañeda al medio Bariloche 2000, su hijo corrió hacia su casa y cuando quisieron ver qué sucedía en las redes sociales la acusación ya se había viralizado.
La madre de Agustín también contó que la amiga de su hijo le pidió disculpas reiteradas veces a través de mensajes, además de hacerlo en las redes sociales.
” Quiero disculparme hacia Agustín, fue un momento de bronca y enojo”, fue uno de los mensajes que la menor escribió, tras lo cual agregó: “Disculparme por difamar, fue todo un mal entendido mío”. (NA)