Juan Manzur destacó el éxito

CULMINO EL CONGRESO EUCARISTICO NACIONAL DE TUCUMAN

El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, sostuvo ayer que Argentina “es un país bendito, protegido por Dios” y se mostró reconfortado por el éxito del Congreso Eucarístico Nacional que finalizó hoy ya que, según estimaciones oficiales, reunió a unos 200.000 fieles, convirtiendo a esta celebración católica “en uno de los acontecimiento más importantes de la historia de la provincia en 200 años”.
“El Congreso Eucarístico superó todas las expectativas porque como máximo se esperaban 100.000 personas y hasta ahora la cifras oficiales confirman el doble”, comentó Manzur al hacer un balance de las actividades y resaltó que “esto habla de la fe y el fervor religioso de nuestros pueblos del norte, que son marianos y que tienen esperanza”.
Manzur hizo notar el clima que se vivió hoy en el hipódromo local, donde la jornada de cierre del Congreso transcurrió sin problemas, y resaltó que se observaron “familias enteras, que llegaron con muchas criaturas para compartir esta fiesta”.
Al repasar la historia, Manzur expresó que “Argentina nació aquí, en Tucumán, a 1.450 kilómetros del puerto, donde hace 200 años la Independencia se declaró en una casa de esta provincia y en aquella ocasión, un tercio de los congresales eran sacerdotes”.”Una vez más la historia se repite porque esta vez 20.000 casas de Tucumán se abrieron para recibir a quienes venían para este gran acontecimiento de la Iglesia Católica”, agregó.

“País bendito”.
De acuerdo a la información brindada por los organizadores, más de 200.000 fieles participaron de las diferentes conferencias y pudieron ver las imágenes de veneración de todo el país que estuvieron presentes frente al altar montado en el Hipódromo de Tucumán, donde se desarrollaron las principales actividades del Congreso.
“No tengo dudas que esta celebración católica, que se realizó por primera vez en la provincia, es uno de los acontecimiento más importantes de la historia de Tucumán en 200 años”, indicó el mandatario tucumano.
El gobernador manifestó que Argentina “es un país bendito, bendecido por Dios, que debe generar oportunidades para todos”, aunque reconoció que hay una tarea pendiente que los funcionarios deben desarrollar.
“Hay flagelos que superan la geografía de Tucumán y de la Argentina”, sostuvo respecto al narcotráfico, además de aceptar los reclamos de justicia que se realizaron ya que “si hay alguien que hace cosas que no corresponde, la Justicia independiente debe actuar”. (Télam)

Compartir