“Jujuy siempre fue una provincia machista”

CARTA ABIERTA DE MILAGRO SALA

La dirigente social y líder de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, detenida hace casi once meses en un penal de San Salvador de Jujuy, hizo pública ayer una carta abierta dirigida a quienes asisten desde el al Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, y sobre su situación aseguró que no le “perdonan” que las mujeres se hayan “empoderado”.
“Jujuy siempre fue una provincia machista. No me perdonan que las mujeres nos hayamos empoderado, que hayamos estado de igual a igual con los hombres en las obras, que nos hayamos convertido en dirigentes. No nos perdonan que hayamos concientizado a cientos y cientos de mujeres que no hay ninguna razón para que el compañero les levante una mano”, aseguró.
Relató en la misiva que no sólo ella fue víctima de la persecución política sino “varias mujeres de la Tupac” que permanecen detenidas “por dejar nuestra vida para construir una provincia mejor, para que nuestros hijos no tengan que pasar por los sufrimientos que nosotras pasamos”.

Morales.
La dirigente social volvió a hacer responsable al gobernador jujeño, Gerardo Morales, por su “detención ilegal” y al reflexionar sobre los motivos que la llevaron a permanecer tras las rejas, afirmó que “no soportaron que una mujer, además negra y también india, haya logrado construir miles de hogares”.
Aclaró que “no fueron casas vacías sino viviendas como las que soñaba Evita, con la escuela, con el centro de salud, con la fabrica, con la pileta”.
“Compañeras. Siento el abrazo de ustedes todos los días. Cada vez que me caigo pienso en ustedes, que están ahí, siguiendo con esta lucha. A no bajar los brazos, a seguir militando cada día con mas fuerza. Viva Evita, vivan las mujeres, viva la Libertad!”, arengó en su mensaje final.

Detenida.
Sala se encuentra detenida sin una sentencia en su contra desde el 16 de enero por varias causas vinculadas a presunto fraude al Estado, asociación ilícita y extorsión.
Entidades de Derechos Humanos, organismos internacionales, y numerosas personalidades de la cultura y la política se han pronunciado a favor de la liberación de Sala, al advertir sobre irregularidades en el proceso penal y violación del derecho a la defensa, denunciando también las condiciones inhumanas de detención en el penal de Alto Comedero.
El 31er Encuentro Nacional de Mujeres se desarrolla desde el sábado y hasta hoy en la Ciudad de Rosario con la presencia de miles de personas no sólo de Argentina, sino de países vecinos como Chile, Bolivia, Uruguay y Paraguay.
A las clásicas consignas a favor de la despenalización del aborto, la lucha contra la violencia de género y las distintas formas de machismo se suma en esta edición el pedido por la libertad de Milagro Sala. (NA)

Compartir