Julio Cobos “incómodo”

El vicepresidente Julio Cobos reconoció ayer que sabía de antemano que iba a pasar por “una situación complicada” al compartir una misa con la presidenta Cristina Kirchner y su gabinete en la Basílica de Luján, pero justificó su asistencia. Además, Cobos volvió ayer a cuestionar el estilo de gestión kirchnerista e insistió en que “en los grandes temas hace falta diálogo” y “consensuar políticas de Estado”. El vicepresidente reconoció que su posición en el Gobierno es “incómoda”.