La actividad creció 4,9% en julio, y la deuda externa el 15% en tres meses

ECONOMIA

Motorizada por la obra pública y la industria, la actividad económica creció 4,9% en julio último en forma interanual, y alcanzó cinco meses consecutivos de recuperación, mientras en el año sube 2,1%, informó ayer el Indec.
El Estimador Mensual de Actividad Económica que difundió el organismo registró en julio contra junio pasado, un crecimiento del 0,7%.
El sector más dinámico en julio con relación a igual mes de 2016 fue el de la industria de la construcción -motorizado fuertemente por la obra pública- que tuvo un alza del 15,7%, seguido por la intermediación financiera, con el 6,9%; la industria, con el 5,3% y el comercio mayorista y minorista, con el 5,3%.
Industria, comercio y construcción son las ramas que tienen mayor incidencia dentro del indicador oficial y entre las tres representaron en julio un 2% de los casi 5 puntos de la suba global.
Aprovechando el efecto multiplicador que tiene la construcción, el Gobierno decidió acelerar los desembolsos para darle impulso a la obra pública y mostrar así los “brotes verdes” de la economía. (NA)

La deuda externa aumentó 15,8%
La deuda externa llegó a los 204.818 millones de dólares en junio último y se incrementó 15,8% respecto de igual período del 2016, cuando alcanzó los 176.813 millones, informó ayer el Indec. El organismo indicó que desde marzo último la deuda se incrementó en 5.950 millones de dólares.
A fines del segundo trimestre el 62% del total de la deuda corresponde al gobierno, el 7% al Banco Central, el 2% a las sociedades captadoras de depósitos y el 29% restante a otros sectores, informó el organismo.
El Indec dio a conocer las estadísticas de Balanza de Pagos, la posición de Inversión Internacional y deuda externa. La deuda externa acumula en lo que va del año un aumento del 13% respecto de la deuda registrada en diciembre pasado, que era de 181.170 millones y significó un aumento de 23.648 millones.
Desde el segundo trimestre del año pasado la deuda externa se incrementó en 28.005 millones, de acuerdo con las cifras oficiales.
En el segundo trimestre, la cuenta corriente registró un déficit, U$S 5.954 millones, explicado por un saldo negativo de la balanza de bienes y servicios de U$S 2.954 millones, un débito neto de ingresos primarios por rentas de U$S 3.259 millones, y un crédito neto de ingresos secundarios por transferencias corrientes, de U$S 259 millones.
En el mismo período la cuenta financiera registró un ingreso neto de U$S 6.376 millones, explicado por la emisión neta de pasivos por U$S 7.541 millones, compensada parcialmente por la adquisición neta de activos financieros, por U$S 1.164 millones. (NA)