La ATE realizó paro nacional

PROTESTA CONTRA LAS POLITICAS NEOLIBERALES

Los empleados agrupados en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) paralizaron ayer las tareas en todo el país y se movilizaron hacia las plazas de las principales ciudades y capitales provinciales, en rechazo de la ley de presupuesto enviada por el Gobierno nacional al Congreso, en tanto el secretario general de la organización, Hugo Godoy, aseguró en el
acto central que “se limitará con la lucha las políticas neoliberales”.
El acto central se realizó en la ciudad de Buenos Aires y también participaron los gremios enrolados en la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), la Asociación Agentes de Propaganda Médica (AAPM), que unas horas antes protestó ante la cartera laboral en reclamo de paritarias libres, la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa) y varias organizaciones sociales, informó la ATE.
“El sindicato estuvo hoy en cada lugar del país y frente a cada Legislatura provincial, parando y movilizando para rechazar el proyecto de ley de presupuesto 2018”, afirmó el dirigente en el acto frente al Congreso.
Entre otras organizaciones, participaron la Corriente Clasista Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barios de Pie, los Movimientos de Acción Barrial y de Acción Popular, el Evita y uno de los dos sindicatos universitarios (Conadu Histórica), indicó un comunicado.

Reclamos.
Los trabajadores exigieron una ley que incluya “la plena aplicación de la norma de Emergencia Social, la aprobación de la de Emergencia Alimentaria y un salario básico universal de quince mil pesos”.
“Si los trabajadores generan la riqueza de forma cotidiana, los diputados y senadores deben escuchar su voz y propuestas”, afirmó Godoy, quien cuestionó la gestión que, sostiene, afecta a provincias y municipios: “No es posible que el gobierno nacional se comporte como si fuera el Fondo Monetario Internacional (FMI), imponiendo el ajuste, reduciendo salarios, personal y jubilaciones y rematando los institutos previsionales y sociales”, dijo.
Godoy se pronunció en rechazo del “hambre y la precariedad laboral” y aseveró que “se determinarán límites a las políticas neoliberales del FMI y la Organización Mundial de Comercio (OMC), que procuran reformas previsionales y de seguridad social y engañar con la reducción de costos laborales”, en tanto apuntó que “lo que hay que bajar son las ganancias de los vivos que las transfieren al exterior y depositan en bancos”. (Télam)