La camioneta que mató al nene en Necochea adeuda una gran suma de dinero por multas

La camioneta Volkswagen Amarok que atropelló a un niño de dos años en una playa de Necochea, y murió en un hospital como consecuencia de las heridas, registra deudas por 80.000 pesos.

Las deudas se deben a multas por exceso de velocidad y falta de pago del impuesto automotor. Según consta en los sitios de infracciones de ciudad y provincia de Buenos Aires y ARBA, el vehículo 4×4 dominio MAG153 tiene pendiente multas por exceso de velocidad desde el 4 de diciembre de 2016 en la provincia de Buenos Aires. En total son diez infracciones por 30.928,62 pesos.

A esa lista también se suman otras cuatro infracciones en la ciudad de Buenos Aires por otros 21.420 pesos, tres de las cuales fueron por exceso de velocidad de entre 20 y 40 kilómetros por hora por encima del límite permitido, de acuerdo a lo que registra la página del Gobierno porteño.

Las catorce multas que tiene la camioneta son todas por exceso de velocidad. Chacabuco, Luján y Carmen de Areco, en la provincia de Buenos Aires, y la autopista 25 de Mayo, en la Ciudad, son algunos de los lugares donde la Amarok superó los límites de velocidad permitidos. 

Además, según figura en la página de Arba, el ente recaudador bonaerense, la camioneta nunca pagó el impuesto automotor y lo adeudado suma 27.905 pesos.

El vehículo está inscripto a nombre de Necochea Perforaciones, aunque según pudo determinar la policía bonaerense el mediodía de Navidad la conducía Lucrecia Irma Di Paula, de 36 años. 

Según las primeras averiguaciones, fue entonces cuando la mujer atropelló a Ramiro Arana al intentar hacer marcha atrás en una zona de playa cercana a Médano Blanco, en esa localidad bonaerense.
El niño, que sufrió fractura de cráneo y perdida de masa encefálica, murió en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata. (Télam)