“La causa se mediatizó”

FEIN Y LA MUERTE DE NISMAN

La ex fiscal Viviana Fein insistió ayer en que en la causa judicial por la muerte de Alberto Nisman no hay “ninguna prueba categórica y cierta” de que se haya tratado de un homicidio e insistió en que se sintió “agraviada” por los dirigentes que cuestionaron su tarea.
“No teníamos ninguna prueba categórica y cierta sobre que estuviéramos ante un acto homicida. Yo estuve siempre a la espera de resultados que nunca llegaron”, afirmó Fein, en referencia al entrecruzamiento de llamados del domingo 18 de enero de 2015 entre el ex director de la ex-SIDE, Fernando Pocino, el ex director de Inteligencia, Alberto Mazzino, el espia Antonio “Jaime” Stiuso, el ex jefe del Ejército César Milani y el ex funcionario Juan Martín Mena.
En declaraciones radiales, la ex funcionaria subrayó que “la causa Nisman se mediatizó” y advirtió que desde distintos sectores “hablaron de pruebas que no existen”.
“Yo llegué (al departamento de Nisman) tres horas después de que ingresara la madre y el médico de Swiss Medical. No estuve allí desde el minuto cero con la madre, con la Prefectura, con todos…”, insistió.
Fein volvió a defender su trabajo en la investigación y advirtió: “Hablemos con objetividad, yo me manejé con un ordenamiento procesal”.
Por otra parte, se refirió también a la difusión de las declaraciones judiciales del ex espía Antonio “Jaime” Stiuso y resaltó la importancia de que el ex agente de la ex SIDE “traiga pruebas” que apoyen sus afirmaciones.
“Que lo fundamente, que traiga las pruebas. Si están las pruebas, bienvenido, soy la primera en decir ‘agradezco a Stiuso y felicito a la justicia federal que pudieron tener la prueba que no nos aportó a nosotros'”, sostuvo al respecto.
En el acto de este miércoles frente a la UFI AMIA, el fiscal Germán Moldes no ahorró críticas para Fein, quien instruyó la pesquisa durante un año y 8 meses, y la responsabilizó por “la destrucción de la evidencia de la escena del hecho” el domingo 18 de enero de 2015. (NA)