La caza de zorros y pumas aumenta la presencia del ratón transmisor del hantavirus

Organizaciones ambientalistas alertaron que la caza indiscriminada de zorros y pumas en la Patagonia, en combinación con otras condiciones ambientales, pueden hacer crecer la población del ratón colilargo transmisor del hantavirus.

El presidente de la Asociación Amigos de los Parques Nacionales, Norberto Ovando, aseguró hoy que si bien los zorros, pumas y gatos de la cordillera no son especies en riesgo de extinción, su “situación es complicada porque son matados de forma indiscriminada” con el argumento de que atacan al ganado ovino.

“Menos pumas, zorros y rapaces es igual a más ratones y hantavirus”, explicó Ovando, profesor de biología y experto de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas.

Sobre el ratón colilargo, Ovando dijo que es una especie autóctona que en algunos pocos casos pueden ser transmisor de enfermedades como el hantavirus, algo que podríamos evitar si investigamos y actuamos previamente”.

Y recordó que el ratón tiene por predadores naturales a los aguiluchos, búhos, lechuzas, el hurón, los gatos silvestres, el puma y el zorro; todas especies que suelen ser combatidas por el hombre en atención al presunto perjuicio que causan a sus actividades productivas.

“Cuando los depredadores no lo atacan y tienen mayor alimentación, la cantidad de ratones automáticamente sube al doble”, añadió. (Télam)