La Coalición Cívica no se aliará con la UCR

El legislador porteño y presidente del Congreso de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, reiteró ayer que en 2019 su partido no aceptará una alianza con la UCR porteña y cuestionó el “acuerdo corporativo” entre Enrique “Coti” Nosiglia y Daniel Angelici.
“La Coalición Cívica ARI ratifica que no va a avalar acuerdos corporativos que desvirtúen lo que nos comprometimos en la fundación de Cambiemos”, señaló Ferraro, luego de que el flamante presidente de la UCR de la Ciudad, Guillermo De Maya, dejara la puerta abierta a un eventual entendimiento electoral para conformar Cambiemos en territorio porteño.
Además, resaltó que “Elisa Carrió, Horacio Rodríguez Larreta y Vamos Juntos compitieron en elecciones libres a elecciones y fueron acompañados más del 50 por ciento de ciudadanía, por lo tanto, es importante ser humilde y respetuoso”.
Ferraro se expresó así luego de que De Maya, quien asumió al frente de la UCR capitalina en una lista consensuada por Nosiglia y Angelici, apuntara a Carrió y asegurara que es posible armar Cambiemos en la Ciudad de cara a las elecciones de 2019.
En una serie de tuits, el referente de la CC se refirió a “las declaraciones de algún dirigente de la Ciudad”, sin nombrar al presidente del Comité Capital.
“Lo que se considera ´gestos de poder palaciegos´ son, en realidad, decisiones tomadas como consecuencia lógica de una estrategia sostenida en el tiempo y un trabajo en equipo que se realizó durante más de dos años en forma paciente, y que no podía estar sujeta a alguna agenda o capricho personal”, sostuvo Ferraro.
Además, indicó que “cuando se hace referencia a la valentía, se debe recordar que había que tenerla para enfrentar a las mafias y las corporaciones que lo único que buscan es que nada cambie”.
“Valentía es ponerle nombre y apellido a quienes se robaron un país y dejaron a la mitad de nuestros compatriotas en la pobreza”, agregó el vicepresidente del bloque Vamos Juntos en la Legislatura.

Advertencia.
A principios de diciembre pasado, el partido de Carrió había lanzado una advertencia al Gobierno: “Si Cambiemos termina siendo un acuerdo entre Enrique Nosiglia y Daniel Angelici, la Coalición Cívica-ARI confirma que no formará parte de este tipo de arreglos del que nos veremos obligados a tomar distancia”.
Semanas después, el dirigente radical y el presidente de Boca Juniors se aseguraron el control de la UCR porteña a través de De Maya, luego de un acuerdo que evitó las elecciones internas. (NA)