La construcción se derrumbó 20% y la industria 14,7%

DICIEMBRE REGISTRO LA PEOR CAIDA EN DIEZ AÑOS

La industria de la construcción, uno de los pilares de la actividad económica, registró durante el año pasado un alza de apenas el 0,8% respecto de 2017, tras verificar en diciembre un derrumbe interanual del 20,5%, informó ayer el Indec.
En diciembre pasado, según las cifras de los Indicadores de Coyuntura de la Actividad de la Construcción (ISAC), el sector tuvo una caída del 3,3% respecto de noviembre. La actividad cae por cuarto mes consecutivo, tras abandonar una racha de 17 meses de continuo crecimiento, entre marzo del 2017 y agosto del año pasado.
La contracción empezó en septiembre pasado con una caída del 3,8%, para ampliarse al 6,4% en octubre y derrumbarse al 15,9% en noviembre y al 20,5% en diciembre, fundamentalmente por el freno a la obra pública.
El sector estuvo fuertemente condicionado por el proceso de devaluación, la baja del consumo y la decisión del Gobierno de achicar presupuesto para cumplir con las pautas fiscales acordadas con el FMI.
La superficie autorizada por los permisos de edificación otorgados para la ejecución de obras privadas en los 60 municipios más importantes del país registró en diciembre una baja de 13,3% en forma interanual y en todo el año pasado se contrajo un 7,9%, respecto del 2017.
Según la encuesta cualitativa industrial, la mitad de las empresas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector disminuirá durante en el primer trimestre del año, mientras que el 44% estimó que no cambiará y solamente un 6% proyectó una suba.
Entre las empresas dedicadas a la obra pública, el 59,1% opinó que el nivel de la actividad disminuirá durante el período enero-marzo, otro 36,4% cree que no cambiará y un 4,5%, que aumentará.
Los que estimaron una baja del nivel de actividad durante los próximos tres meses la atribuyeron fundamentalmente a las altas tasas de interés y las dificultades para acceder a líneas de crédito y pidieron bajar la presión fiscal y los costos laborales.
En todo el año pasado el consumo de insumos, en relación a igual período del año anterior, registra subas de 17,7% en el rubro que incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio, 10,6% en mosaicos, 5,7% en hormigón elaborado, 3,6% en yeso, 3,2% en hierro y aceros y 1,2% en placas de yeso.
En la misma comparación se registraron bajas de 11% en asfalto; 7,1% en artículos sanitarios de cerámica; 6,3% en pinturas; 5,9% en cales; 4,2% en ladrillos; 2,6% en cemento y 0,1% en pisos y revestimientos.

Producción industrial.
En tanto, la producción industrial cayó durante el año pasado un 5% en comparación con el 2017, luego de registrar en diciembre un derrumbe del 14,7% en la medición interanual, informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).
La brusca baja registrada en diciembre fue la más elevada de todo el 2018, un año marcado por el proceso recesivo, una brusca caída en el consumo y el temblor financiero que generó la devaluación.
El organismo dio a conocer el nuevo Indice de Producción Industrial Manufacturero (IPIM), que incorpora una medición desestacionalizada de la variación de la actividad, que registra un retroceso del 1,7% en diciembre respecto de noviembre pasado.
La industria sufrió en diciembre la octava caída en forma consecutiva y no tuvo en ninguno de los rubros que la componen una variación positiva.
Según la estadística oficial, la mayor contracción se registró en la producción de motos con una caída del 54,9%, seguida por el sector textil con un desplome del 36,3%, en la comparación interanual.
Le siguieron la fabricación de artículos tecnológicos, televisores e informática con una contracción del 31,4%, maquinarias y equipos con 29,4% y una contracción en la producción de autos del 25,1%.

Rubros.
Durante diciembre, en la comparación interanual, la producción de muebles y colchones cedió un 31,1%; la de acero y aluminio un 21,3%; la de caucho y plásticos un 17,5% y la de insumos para la construcción un 15,5%.
También tuvieron indicadores negativos respecto de diciembre de 2017 los siguientes rubros: la producción de productos metálicos, con el 14,1%; la de madera, papel, impresión y edición un 13,8%; sustancias y productos químicos un 11,1%; indumentaria y calzado un 10,8%; tabaco un 11,4%; refinación de petróleo un 7,5% y alimentos y bebidas un 2,8%.
Al comparar la producción anual con la del 2017, los únicos tres rubros que mejoraron su performance fueron la fabricación de autos con un 2,8%; la de aluminio y acero con un 3% y la de insumos para la construcción con un 0,2%.
En la misma comparación la mayor caída fue sufrida por la producción de motos con una contracción del 24,1%, según el informe oficial.
Le siguieron la de maquinarias y equipos industriales con una baja del 18,4%; la de artículos tecnológicos y de informática con un 18,3%; muebles y colchones con un 12,6%; el rubro textil con un 10,7% y la de caucho y plástico con un 10,1%.
Los sectores que sufrieron una contracción por debajo de los dos dígitos fueron: tabaco con un 7,9%; sustancias y productos químicos con un 6,2%; indumentaria y calzado con un 6%, la refinación de petróleo con un 4,4%; madera edición e impresión con un 3,1%; alimentos y bebidas con un 1,5% y productos de metal con un 1,4%. (NA)