La defensa apeló las condiciones de la detención de Milagro Sala

Sin notificar a los abogados de la dirigente social y líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, el juez Pablo Pullen Llermanos llegó ayer a las 15.30 al Penal de Alto Comedero para ordenar el traslado de Sala a la casa donde cumplirá la prisión domiciliaria, una de las medidas alternativas propuestas hace más de un mes por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). “El juez puso una serie de restricciones absolutamente ilegales, que no tienen que ver con lo demando por la CIDH”, advirtió la coordinadora de prensa de la Tupac, Sabrina Roth, poco después de conocerse la noticia del demorado traslado, informó ayer el diario Página 12.

Medidas.
Por lo dispuesto por el juez Llermanos, Milagro estará alojada en El Carmen, a 40 kilómetros de su domicilio real, con una fuerte custodia perimetral de la Policía Provincial y de la Gendarmería, que incluye 2 cabinas, un container, cámaras de seguridad y alambres de púa. La dirigente de la Tupac Amaru no podrá recibir, según la orden del juez, más de 4 visitas por vez y solo tres días a la semana.
“Las restricciones de una prisión domiciliaria son que la persona no salga del domicilio, pero Jujuy es un país aparte parece. Todas las condiciones puestas por los jueces Llermanos y (Gastón) Mercau son absolutamente ilegales. La defensa ya apeló, pero deberá definir la Cámara”, explicó Roth.

Lesa humanidad.
Como informó ayer el diario Página 12, en la Argentina hay en la actualidad 145 detenidos por crímenes de lesa humanidad en sus domicilios particulares: ninguno de esos detenidos tiene cámaras de seguridad, que son entendidas como un sistema violatorio de las garantías individuales; no tienen custodia perimetral de fuerzas de seguridad alguna; no tienen restricciones de horarios ni de número de visitas y sólo uno -que violó el beneficio de la domiciliaria- de los 145 detenidos de lesa humanidad tiene un gendarme parado en la puerta de la casa.
La dirigente social, quien estuvo detenida arbitrariamente durante más de un año y medio -de acuerdo con la resolución de la ONU emitida en octubre pasado-, en el día de ayer solo pudo estar rodeada por su familia y sus abogados defensores.
“Milagro perdió más de 18 kilos en este año y medio; y tal como lo describió la CIDH tras la visita al Penal de Alto Comedero, su estado no es el mejor, en virtud del hostigamiento que recibió en la cárcel”, detalló Roth, quien agregó: “Ella es una dirigente social que tiene mucha fortaleza, pero la afectó este tiempo de hostigamiento, que se demuestra día a día”.

CIDH.
La resolución de la CIDH ordenando la liberación de Milagro o la prisión domiciliaria como medida alternativa, se conoció el 28 de julio, pero recién el 18 de agosto el juez se pronunció al respecto, cuando ya se había vencido el plazo otorgado por la CIDH al Estado argentino.

Domiciliaria.
En la propiedad de El Carmen, Sala será monitoreada no sólo a través de el sistema de videovigilancia sino que además portará dos tobilleras electrónicas, por si una falla, en tanto que efectivos de Gendarmería custodiarán los accesos y el perímetro del predio.
De esta forma, Sala continuará cumpliendo la prisión preventiva domiciliaria por las causas judiciales que se siguen en su contra por los presuntos delitos de “asociación ilícita”, “encubrimiento de un homicidio” y “lesiones graves”.
La dirigente de la Tupac Amaru no podrá recibir visitas numerosas ni de madrugada, ya que el juez dispuso que “podrán ingresar al inmueble un número de personas que no podrá exceder de siete a la vez”.
Mercau tiene a su cargo un expediente contra Sala por presunta asociación ilícita, fraude y extorsión.

Un reclamo por Santiago
La dirigente social Milagro Sala, detenida en un domicilio en Jujuy, reclamó a través de un video la “aparición con vida” del joven Santiago Maldonado, desaparecido desde hace un mes en la provincia de Chubut tras un operativo de Gendarmería.
“Pregunto dónde está Santiago Maldonado. Tiene que aparecer con vida, pedimos todos los argentinos al gobierno de (Mauricio) Macri que con urgencia aparezca”, dijo Sala a través de un video difundido por miembros de la organización que lidera, la Tupac Amaru.
Milagro Sala acusó al Gobierno nacional de “entretener a la gente, usando presos políticos para hacer sus negocios y atrocidades para seguir vendiendo nuestra patria”.
En el video, difundido en el primer día de detención domiciliaria, hizo un agradecimiento a quienes desde fuera de Argentina se mostraron a favor de su liberación.
Sala fue trasladada para cumplir prisión preventiva en su domicilio de la localidad jujeña de El Carmen, como solicitó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
Sala permaneció detenida en el penal de Alto Comedero desde enero de 2016 primero por cargos de instigación al delito y luego por acusaciones de asociación ilícita, fraude y extorsión.