La economía caería un 1,8%

SEGUN EL FMI ARGENTINA REPUNTARA EN 2017

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó ayer que la economía argentina se contraerá este año 1,8%, y no 1% como pronosticó en abril, debido a que la transición “importante y necesaria, está teniendo un costo mayor de lo previsto”.
Además, previó que en 2017 el Producto Interno Bruto (PIB) repuntaría 2,7%, y que la inflación este año será de 40 por ciento, con una baja a casi la mitad el año próximo, según el informe sobre Perspectivas de la Economía Mundial dado a conocer en Washington.
“La Argentina ha iniciado una transición importante y muy necesaria hacia un marco de política económica más consistente y sostenible, que está teniendo un costo mayor de lo previsto en 2016, proyectándose un crecimiento de -1,8%”, puntualizó el FMI sobre el país en su reporte.
El organismo agregó: “En 2017 se prevé que el crecimiento se afiance en 2,7% gracias a la moderación de la inflación y la adopción de una postura monetaria y fiscal más propicia”.
El informe, que actualiza uno de abril pasado, evitó consignar la inflación prevista para este año debido a la moción de censura que rige sobre la estadística oficial en el rubro desde
febrero de 2013.
Sin embargo, destacó que los cambios que introdujo la actual administración en junio pasado en la materia “están en línea con los estándares internacionales”.
En una conferencia de prensa con motivo de la presentación del Informe, funcionarios del Fondo sí la precisaron: “Para fines de año esperamos una inflación de casi 40 por ciento y al final del 2017 habrá bajado a más o menos 20 por ciento. Proyectamos un declive muy pronunciado de la inflación”.
El reporte precisó que la inflación será de 23,2% en 2017, con un desempleo de 8,5%, mejor que el dato previsto para el ejercicio en curso, de 9,2%.
Por otra parte, al puntualizar sobre el saldo de la cuenta corriente como porcentaje del PBI, el organismo con sede en Washington mencionó que este año será de -2,3% y de -3,2% en 2017.

Regional.
A nivel regional, el FMI señaló que “la economía de Brasil sigue en recesión, pero la actividad parece estar cerca de un punto de inflexión, a medida que se desvanecen los efectos de shocks
pasados como el abaratamiento de las materias primas, los ajustes de los precios administrados de 2015 y la incertidumbre política”.
Para esa economía, la primera de América Latina, el organismo estimó una contracción de 3,3% en 2016 y un crecimiento de 0,5% en 2017. Según los pronósticos este año la economía mundial crecerá 3,1%, y 3,4% en 2017.
La actividad económica en América Latina y el Caribe “sigue perdiendo impulso, previéndose una contracción de 0,6% en 2016. En 2017 se proyecta una reactivación, con una tasa
de crecimiento que alcanzará 1,6%”, agregó el informe.
México, segunda economía de América Latina, crecerá 2,1% este año y 2,3% el próximo, siempre según la estimación del Fondo.
El otro socio comercial del país, China, que recibe dos tercios de las exportaciones agroindustriales nacionales, crecerá 6,6% este año, pero esa cifra se reducirá a 6,2% en 2017 “si la economía no sigue recibiendo estímulo”.
Según el FMI, “la transición de China hacia una economía más basada en el consumo y los servicios sigue influyendo sobre otras economías de mercados emergentes, en especial los productores de materias primas”, como Argentina. (DyN)

Compartir