La economía cayó 1,6% en agosto

ACUMULA CINCO MESES CONSECUTIVOS EN PICADA

La producción de bienes y servicios descendió 1,6% en agosto último y sumó el quinto mes consecutivo de indicadores negativos, con fuertes bajas en comercios y manufacturas, informó ayer el Indec.
Las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), que registra en los primeros ocho meses del año una contracción del 0,9%, mostraron en agosto una suba del 1,3% respecto de julio último. En siete de los quince rubros que componen el EMAE las variaciones fueron positivas.
El comercio fue el sector que mostró la mayor contracción con una baja del 5%, como consecuencia de la fuerte retracción del consumo interno. Le siguió la industria manufacturera, que registró una contracción del 4,1%, seguida de la actividad de servicios comunitarios y sociales, con 3,4%.
También mostraron variaciones negativas en la comparación interanual el sector de transporte y comunicaciones con un 3%, y la explotación de minas y canteras con 1,4%.
En forma más leve también se contrajo la actividad en hoteles y restaurantes con una baja del 1,3%, la industria de la construcción, 0,7%, y la administración pública que se contrajo 0,6%.
El crecimiento de la pesca, con un alza del 13,2%, y de la actividad de bancos y la intermediación financiera, del 7,1%, impactaron fuerte en el indicador y ayudaron a que la caída no fuese tan profunda.
También mostraron crecimiento electricidad, agua y gas con una suba del 3,3%, mientras tuvieron un alza más moderada la agricultura y ganadería, que mejoró 2,2%, en la comparación de agosto pasado con igual mes del 2017.
Mejoraron también la actividad inmobiliaria con una suba del 1,2%, la enseñanza 1,1% y los servicios sociales y de salud, con 1%, todas en la comparación interanual.
Los números de agosto no tienen aún el impacto de la crisis cambiaria, y se espera que en los próximos meses la actividad siga contrayéndose, como lo proyectan las consultoras privadas.
La consultora de Orlando Ferreres y la Fundación de Estudios Económicos Latinoamericanos (FIEL), ya adelantaron que la industria cayó en septiembre un 8%, el doble de la contracción de agosto último en ese sector.

Automotrices.
Por otra parte, los integrantes de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) expusieron ayer al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, su “preocupación” ante la caída en la actividad y ventas mayoristas del sector, mientras reclamaron “mecanismos para minimizar el impacto de las medidas que afectan” al rubro.
Se trató del primer encuentro del funcionario con las nuevas autoridades de la entidad tras las elecciones de la semana anterior en la que se dio una polémica en torno a la asunción de la nueva conducción de Adefa.
Durante el encuentro en el Ministerio, los empresarios repasaron la coyuntura sectorial, mientras se refirieron a la “preocupación” por el impacto en la producción y comercio exterior que implican las nuevas medidas económicas adoptadas por el Gobierno.
Los últimos datos publicados por la cámara que reúne a las terminales locales arrojaron que la producción automotriz experimentó en septiembre una fuerte caída del 20,6% con relación a igual período de 2017, la más alta del año, mientras las ventas mayoristas se desplomaron más del 44% en la misma comparación.
Del encuentro participaron el nuevo presidente de Adefa, Hernán Vázquez, Cristiano Rattazzi de Fiat Chrysler, Gabriel López de Ford Argentina, Federico Ovejero de General Motors, Jorge Fernández de Honda, Marcus Cheistwer de Iveco, Gustavo Castagnino de Mercedes-Benz, Diego Vignati de Nissan Argentina, Rodrigo Pérez Graziano de Groupe PSA, Daniel Afione de Toyota, Cecilia Rago de Renault y Martin Garat de Scania.
Los empresarios ratificaron al ministro que el rubro “continúa alentando la mejora en el acceso de mercado de exportación y la búsqueda de nuevos destinos”. (NA)