Inicio El Pais La enfermera que se traslada a caballo para visitar a sus pacientes

La enfermera que se traslada a caballo para visitar a sus pacientes

Marisol Ghio es enfermera y tiene 22 años. Vive en la provincia de Santiago del Estero y su historia salió a la luz por su peculiar forma de trasladarse para visitar a sus pacientes: a caballo.

Según el sitio El Liberal, informaron que la joven es la encargada de la posta sanitaria del paraje «La Providencia», que está ubicada a unos 47 kilómetros de Malbrán, en la provincia de Santiago del Estero.

Su particular manera de dirigirse a los lugares de residencia de sus pacientes se debe a que las intensas lluvias en la zona han provocado el desborde del Río Dulce y canales, lo que generó que los camiones se vean inundados y sea imposible circular por allí con vehículos.

Lejos de que la situación impida que Marisol visite a las familias, optó por dirigirse a los lugares a caballo. El animal fue prestado por su vecino Darío Pérez, quien es también un colaborador en la posta sanitaria. “El caballo me lo presta un vecino, Darío Pérez, y como me crié en el campo no tengo problemas en montar, estoy acostumbrada a andar a caballo. Por lo general estas familias viven a unos 7 u 8 kilómetros de la posta, pero el otro día tuve que atender una urgencia y me quedaba un poco más lejos, pero por suerte me alcanzaron a ver que iba a caballo y un hombre me acercó en su camioneta”, expresó la joven.

“Hago las visitas dos veces al mes a las familias que viven en la jurisdicción de la posta. Cuando están lindos los caminos voy en moto, pero ahora con las lluvias y el desborde del río Dulce y de canales que están sin terminar, se complicó todo. Voy a visitar a esta gente, porque necesitan estar controlados, hay una anciana a la que la debo ver porque no quiere salir del lugar, y tiene varios problemas de salud”, comentó la enfermera al diario El Liberal.

Los vecinos de la zona se ven sorprendidos por el noble gesto y predisposición para solucionar un tema que podría haber sido un impedimento para que las familias estén atendidas. Ghio explicó: “Como me crié en el campo no tengo problemas en montar, estoy acostumbrada a andar a caballo”.

En sus visitas, la joven les provisiona a las familias de medicamentos según la enfermedad que posea cada integrante. Asimismo, comentó que les hace los chequeos de rutina.»La mayoría tiene problemas de hipertensión, diabetes, hay una anciana que tiene problemas cardíacos por Chagas”, contó Marisol.

Por último, remarcó que la gente es muy agradecida frente a estos gestos, “ellos me quieren y me reciben bien cada vez que voy, me invitan mate o lo que estén comiendo al momento que llego, son muy buenos conmigo”.

Un poco de su historia

Al interrogarle por su vida, Marisol contó a El Liberal que proviene de una familia humilde. Cursó sus estudios primarios y secundarios en Malbrán y que la carrera de enfermería la hizo en Añatuya, lugar donde se egresó.

Trabaja sola en la posta sanitaria, y asiste a ocho familias de La Providencia, y otras más de parajes cercanos, como de El Huaico, que está a 20 kilómetros al sur, desde donde la gente debe llegar en canoa, como así también La Viborita y El Aibal.

Foto: Facebook