Inicio El Pais La fábrica de motores Deutz AGCO cerrará sus puertas el 31 de...

La fábrica de motores Deutz AGCO cerrará sus puertas el 31 de enero

Dedicada a la producción de motores Deutz AGCO cierra su planta de Haedo el 31 de enero de 2019 dejando 70 trabajadores desocupados. Durante enero la central del grupo transferirá desde Alemania los fondos para el pago de las indemnizaciones al personal. Por otro lado, la fábrica Deutz Tractores instalada en General Rodríguez cerraría sus puertas entre abril y mayo de 2019. En la actualidad, 120 trabajadores están suspendidos.
En 1864 Deutz es creada en Colonia, Alemania; 20 años después era la primera empresa en dar energía en la Ciudad de Buenos Aires; en 1898 construyó el primer motor diesel; en 1926 comenzó la construcción en serie del primer tractor con motor diesel Deutz; y en 1959 se funda Deutz Argentina SA como subsidiaria de KHD.
La empresa Carraro Argentina S.A., perteneciente al grupo internacional de origen italiano produce ejes y transmisiones para tractores y está radicada en Haedo. En 2016 el plantel de asalariados alcanzaba a 350 personas, en la actualidad es de 70, quienes podrían perder sus fuentes de ingresos de concretarse en mayo el cierre del establecimiento. En junio de 2012, la agropartista comunicó un plan de inversiones de 100 millones de pesos destinados a aumentar la producción. El grupo tiene plantas en Italia, Estados Unidos, India, China, Alemania y Argentina.

Procesadora.
En tanto, la empresa procesadora de harinas de carne Manfico cerró sus puertas en la ciudad entrerriana de Basavilbaso y despidió a los doce trabajadores que quedaban en la planta. Los despidos se suman a las 25 cesantías que la firma había ejecutado en 2016. El presidente de la empresa, Fernando Sasson, argumentó que la caída de las ventas es mayor al 50 por ciento mientras los costos operativos suben por la inflación y el precio de la energía. Por su parte, en la cúpula de la dirigencia empresarial, el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, dijo que «sin dudas, este es el año más difícil para la industria desde 2002. Hoy el motor se apagó, por el tema de los cuadernos y un montón de cosas, hemos tenido devaluación y estamos haciendo un ajuste y en recesión. No hay drivers que nos estén empujando. No se ve un horizonte claro. El Gobierno dice que en marzo vamos a tener noticias positivas, ojalá que sea así, pero nosotros lo vemos con cierto grado de escepticismo. Lo que más nos preocupa es cuándo se va a reactivar el mercado interno».
Desde el sector agropecuario también hay críticas a la política económica oficial: «El 2018 fue muy complejo. En las economías regionales hubo bastante buena producción, pero con muy malos precios, por lo que se produjo un desfinanciamiento. Además, hubo una suerte de inundación de productos de otros países que compitieron con lo que producimos nosotros», dijo el presidente de la Federación Agraria (FAA), Carlos Achetoni. (Agencianova.com/Página12.com)