La familia de Santiago convocó a una marcha

SE CUMPLEN DOS MESES DE SU DESAPARICION

Sergio Maldonado, hermano de Santiago, buscado desde el 1 de agosto luego de su desaparición en una protesta reprimida por la Gendarmería nacional, convocó ayer a una manifestación que se realizará en Plaza de Mayo el 1 de octubre, cuando se cumplan dos meses desde la última vez que fue visto.
“Hola, soy Sergio, hermano de Santiago Maldonado. A dos meses de la desaparición forzada de Santiago queremos convocarlos a Plaza de Mayo el 1 de octubre a las 15 horas. Ese día se cumplen 2 meses de la desaparición forzada en manos de Gendarmería Nacional. También quiero pedirles que se sumen a las diferentes actividades que se realizarán en todo el País”, sostiene en un audio que se difunde en las redes sociales.
“La desaparición de Santiago nos involucra a todos. Esto no es una cuestión de política partidaria. Con la desaparición forzada de Santiago están en juego los derechos más elementales y es por eso que nos debemos unir para exigir su aparición con vida”, agregó.
“Como sociedad necesitamos saber la verdad y es por eso que exigimos justicia. Te pedimos que nos acompañes en este pedido urgente”, remató.

Juez Otranto.
Tras el apartamiento de Guido Otranto de la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado y su reemplazo por Guillermo Lleral, Sergio Maldonado dijo tener “esperanzas” con el nuevo juez, pero lamentó “que se haya perdido tanto tiempo” y responsabilizó de ello a la administración de Mauricio Macri. “Al Gobierno no le interesa Santiago”, sentenció y criticó con dureza a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a la que tildó de “mentirosa”.
La separación de Otranto de la causa fue decidida el viernes por la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia. El magistrado había sido recusado por la familia del joven tatuador y también por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), en una presentación a la que luego adhirió la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).
El tribunal de alzada atendió el planteo del CELS en el sentido de que las declaraciones públicas de Otranto daban cuenta de su pérdida de imparcialidad. Tras ser recusado por la familia, el juez dio dos entrevistas a La Nación en las cuales sugirió que Maldonado “se ahogó” y se mostró partidario de desvincular a Gendarmería. Cosa rara en cualquier magistrado que sabe que prejuzgar sobre una causa deriva en su desplazamiento de la misma, dejó así en evidencia una posición tomada frente a la hipótesis de desaparición forzada.
Los Maldonado habían señalado que Otranto no podía estar a cargo de la causa por ser quien le había ordenado a la Gendarmería el operativo de despeje de la ruta 40 en el cual desapareció Santiago. Pero los principales reproches de la familia Maldonado apuntan al Gobierno y a Bullrich en particular. “Se perdió tiempo por un mal accionar desde la ministro de Seguridad (Patricia Bullrich) para abajo, todos en cadena”, enfatizó Sergio Maldonado en diálogo con Radio 10 y manifestó sentir “mucha bronca” por esa pérdida de tiempo.

Gobierno.
El Gobierno pidió ayer “tomar con naturalidad” el apartamiento del juez federal Guido Otranto de la causa por la desaparición de Santiago Maldonado, al tiempo que consideró que “hay que poner más expectativas en la investigación de la fiscal” Silvina Avila y “dejar” que el nuevo magistrado, Gustavo Lleral, “se involucre en el habeas corpus”.
“Todo esto se tiene que tomar con naturalidad, como parte de un ejercicio democrático en una Justicia que lamentablemente no está preparada para investigar este tipo de hechos”, sostuvo Garavano. (NA)