Inicio El Pais La familia pide investigar si escapaba de ladrones

La familia pide investigar si escapaba de ladrones

ADOLESCENTE MURIO LUEGO DE SER ARROLLADO POR UN TREN

Un adolescente de 17 años murió arrollado por un tren en la localidad bonaerense de Glew y mientras la Policía comenzó a investigar el hecho como un presunto suicidio, la familia descarta esa posibilidad y pide que se investigue si fue embestido cuando huía de delincuentes.
El hecho ocurrió el martes último por la tarde cuando una formación del ferrocarril Roca arrolló a Luca Agustín Aranda en el cruce peatonal ubicado sobre las calles Uspallata e Industria, en dicha localidad del partido de Almirante Brown, en el sur del conurbano. Al lugar acudió una ambulancia que de inmediato trasladó al adolescente al hospital Lucio Meléndez de la localidad bonaerense de Adrogué, donde finalmente murió, dijeron las fuentes.
Efectivos de la comisaría 7ma. de Glew realizaron las actuaciones en el lugar, bajo la presunción de que se trató de un suicidio en base al testimonio aportado por el maquinista, quien dijo que vio antes de llegar a la estación vio de repente a una persona en las vías, aunque no pudo precisar si iba corriendo o a paso normal, dijeron las fuentes.
El maquinista dijo que no pudo evitar el impacto a pesar de activar el freno de la formación y agregó que al bajar no vio que hubiese otras personas en la zona, como también declaró el guarda del tren.

Desmentida.
Los familiares y amigos del joven desmintieron «terminantemente» que Luca se haya suicidado y consideraron «insólita» e «injusta» esa versión. «No hay ningún tipo de indicio. A Luca le iba muy bien en la escuela, muy bien en la familia, el martes venía de estudiar, estaba lleno de vida», dijo a Télam el periodista y escritor Darío Aranda, tío del adolescente fallecido. Aranda contó que «hay testigos del barrio de Luca (Villa París) que cuentan que había dos jóvenes que lo corrieron y que él intentó escapar hacia las vías».
Según el periodista, la zona donde su sobrino habría sufrido el intento de robo es «aledaña a las vías» y es conocida como «el circuito», un lugar donde se practican deportes, y en la que «ha habido en los últimos tiempos robos». «Pedimos que se esclarezca, pedimos testigos encarecidamente, queremos saber que sucedió», afirmó Aranda, quien mencionó que en el lugar donde Luca fue embestido hay una cámara de seguridad, y solicitó que sean revisadas esas imágenes, junto con las de la formación 3723 del ferrocarril Roca.
El tío de la víctima aclaró que los familiares y amigos sólo piden que se investigue el hecho con profundidad y que «si hay responsables que han intentado robarle» al adolescente, quieren saberlo.

«Hermosa persona».
En cuanto a Luca, Aranda dijo que «era una hermosa persona» con «un montón de proyectos» y que además de jugar al rugby en el Club Atlético Defensores de Glew, era el director técnico de las categorías más chicas.
También era fanático del rock nacional y del Club Atlético Los Andes, que en un comunicado oficial expresó: «Dolor, dolor y más dolor. No hay otras palabras que puedan graficar semejante pesar. Esta mañana despertamos con una trágica noticia. Falleció Luca Aranda, socio 37.371 e hijo de un querido colaborador de nuestro club. Inexplicable».
La investigación del hecho quedó a cargo del fiscal de Lomas de Zamora Carlos Baccini, quien dispuso el análisis de las cámaras de seguridad de la estación y del tren y una inspección ocular en dos caminos alternativos hechos por los transeúntes a unos 20 y 30 metros del primer paso nivel. (Télam)