La Iglesia renunciaría a los aportes

EN TENSO DIALOGO CON EL GOBIERNO NACIONAL

Los obispos de todo el país se reunirán en Pilar durante esta semana, en el marco de la última asamblea plenaria del año, durante la cual compartirán sus inquietudes sobre la realidad pastoral de cada una de sus diócesis y debatirán posibles cambios al actual sistema de sostenimiento de culto, que implicará resignar de “manera gradual” los aportes que realiza el Estado Nacional.
El encuentro de los obispos se produce tras la controversia generada por la misa por la “paz, pan y trabajo”, celebrada el pasado 20 de octubre por el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, frente a la tradicional basilica, a la que convocaron Hugo y Pablo Moyano, quienes participaron desde la primera fila, además de miembros notorios del kirchnerismo.
Tras esa misa, que generó una controversia con el gobierno nacional y provocó cierta tensión dentro del Episcopado, monseñor Radrizzani debió salir a pedir “perdón” en una carta pública -que se leerá este fin de semana en las misas de la arquidiócesis- a quienes “han sufrido” por esa celebración, y aclaró que “no tuvo ninguna intencionalidad politica”.

Financiamiento.
Aunque no figura en el temario oficial, otro tema central que continuarán debatiendo los obispos serán los posibles cambios al actual sistema de sostenimiento de culto que la Iglesia viene estudiando hace meses en diálogo con el Estado nacional, bajo un estricto hermetismo.
En la última reunión de la comisión permanente en agosto, los obispos recibieron un informe del grupo que integran representantes de la Jefatura de Gabinete, la Secretaría de Culto y la CEA que se está encargando de analizar alternativas al actual sistema.
Se acordó entonces seguir profundizando esas alternativas y estudiar propuestas, con “el fin de ir resignando de manera gradual las asignaciones que reciben los obispos de parte del Estado nacional”, según se informó en ese momento.
De aprobarse los cambios en el actual sistema, habría un anuncio conjunto entre la Iglesia y el gobierno nacional posterior al desarrollo de la asamblea plenaria de la semana próxima, según indicaron a Télam fuentes oficiales.
En las últimas semanas, la comisión ejecutiva del Episcopado convocó a los ecónomos de todas las diócesis argentinas, con quienes se analizó los futuros cambios en el sistema que viene estudiando una comisión integrada por el padre Guillermo Caride, Hernán San Juan y el contador Oscar Gómez, por parte de la CEA.
En marzo, el tema originó un caluroso debate cuando -en momentos en que se empezaba a instalar el tema de la legalización del aborto- el jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó en el Congreso que el presupuesto destinado a la Iglesia católica en 2018 ascendía a 130 millones de pesos, cifra que representa solo el 7 por ciento del presupuesto total que maneja la institución católica y que representa una de las principales críticas hechas por una parte de la sociedad.

Asamblea.
El encuentro de los obispos comenzará este lunes con el habitual intercambio pastoral sobre la realidad en las distintas diócesis del país y, a las 19.30, se celebrará la misa de apertura del encuentro, presidida por el titular de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, informó la oficina de prensa del Episcopado. La asamblea se desarrollará entre el lunes 5 y el viernes 9 en la casa de retiros El Cenáculo, ubicada en Pilar.
Entre otros temas pastorales, se comenzará a organizar la denominada visita “ad limina” que todos los obispos del país realizarán al papa Francisco, en mayo del año próximo, divididos en dos tandas. Se trata de la visita que el Vaticano programa cada cinco años para los episcopados de cada país. (NA-Télam)