La industria pyme volvió a caer y ya lleva seis meses consecutivos en baja

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) afirmó que la producción industrial pyme cayó un 5% durante el mes de octubre, en comparación con igual período del año pasado.

La entidad resaltó que es el sexto mes que cae la actividad en el sector. “Frente a septiembre se registró un aumento de 5,6% que se explica, básicamente, por la estacionalidad del mes. Para los 10 meses del año se acumula un retroceso de 1,9% frente a igual período de 2017″, detalla el comunicado emitido.

Las caídas más importantes se dieron en “Calzado y marroquinería” (-15%), “Productos de caucho y plástico” (-10,8%), “Productos de madera y muebles” (-10,4%), “Papel, cartón, edición e impresión” (-8,5%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-7,3%), “Material de transporte” (-3,3%), “Productos textiles y prendas de vestir” (-3,3%) y “Productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas” (-2,5%). En cambio, no tuvo variación la producción de “Productos químicos” y crecieron la “Industria alimenticia” (0,1%) y “Minerales no metálicos” (1,6%).

Pablo Bozzanno, director ejecutivo de la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y de Comunicaciones de Centro de Argentina (CIIECCA). explicó que “la capacidad instalada es inferior al 60%” y aclaró que “las empresas por ahora no están despidiendo, pero tampoco renuevan los cargos que se van perdiendo”. En ese sentido, advirtió que las únicas empresas que están más fuertes “son las que exportan y se benefician de la devaluación y el nuevo precio del dólar”.

El 53,9% de las 300 industrias consultadas por la CAME finalizaron octubre con caídas en su producción anual y el 36,7% tuvo aumentos. Por otro lado, mejoró la proporción de industrias en crecimiento y con rentabilidad positiva.

Sin embargo, el documento señala que “sigue siendo elevado el porcentaje de industrias con rentabilidad negativa y nula” y que “muchas empresas han achicado sus negocios, suspendido personal y reducido costos de todo tipo” para sostenerse.

Del mismo modo, aunque el uso de la capacidad instalada de las pymes volvió a subir en el mes de octubre y se ubicó en un 58,7%, se resalta que “sigue siendo demasiado baja reflejo de la caída en la actividad”.

“Hacia adelante las expectativas siguen sin repuntar: sólo el 18,7% de las empresas consultadas espera que la producción aumente en los próximos tres meses, mientras que 29% cree que continuará cayendo. El resto no sabe o piensa que se mantendrá en los niveles actuales. Posiblemente eso explique que la inversión no repunte: 7 de cada 10 industrias no tienen planeadas nuevas inversiones en los próximos tres meses”. concluye el análisis de la CAME.