La industria se derrumbó 8,1% en junio

EL PEOR REGISTRO DESDE OCTUBRE DE 2016

La producción industrial se derrumbó 8,1% en junio con relación a igual mes de 2017, la mayor baja desde octubre de 2016, aunque aún logró cerrar el primer semestre con un signo positivo del 1%, informó ayer el Indec.
Por segundo mes seguido, el índice que mide la evolución de la industria registró un saldo negativo en la comparación interanual, luego de un año de resultados positivos consecutivos.
Afectada por la crisis cambiaria, la suba de tasas y el proceso de devaluación, la industria tuvo en junio un porcentaje de caída sólo superada en agosto de 2002 con el 8,5%, aunque desde el organismo aclararon que para obtener los resultados, se utiliza “la estructura de valor agregado del sector correspondiente a 2004”.
En octubre de 2016, el indicador oficial había registrado una retracción del 8%, apenas por debajo de la medición de junio último.
La estadística oficial se ubicó por encima de las estimaciones privadas: para la consultora de Orlando Ferreres la baja fue del 5% en junio y para FIEl, trepó al 5,4%.
Según el Estimador Mensual Industrial (EMI), las caídas más fuertes en la medición interanual de junio correspondieron a refinación del petróleo (19,9%), automotriz (11,8%), caucho y plástico (11,1%) y metalmecánica (10,9).
También terminaron el mes con fuertes bajas: la industria textil (10,8%), la elaboración de sustancias y productos químicos (10,0%), tabaco (9,7%), alimenticia (5,4%), la edición e impresión (4,2%), minerales no metálicos (3,7%) y el bloque de papel y cartón (1,2%).
Por otra parte, las industrias metálicas básicas registraron en junio una suba en la medición interanual (9,8%), según la información oficial.
La industria alimenticia acumula en el primer semestre una disminución de 0,5% en comparación con el mismo período del año anterior.
La producción de carnes rojas tuvo un aumento en junio de 5,9% respecto del mismo mes del año anterior, y acumuló en el primer semestre una suba de 9,7% contra igual período de 2017.
En tanto que la producción de carnes blancas registró una disminución de 11,8% en la medición interanual, y acumuló en la primera parte del año una caída del 6%.
La molienda de cereales y oleaginosas experimentó una disminución de 10,7% en junio respecto del mismo mes del año anterior, y acumula en el primer semestre una caída de 9,8% respecto del mismo período del año anterior.
La producción de bebidas presentó en junio una disminución de 11,2% contra igual mes del año anterior, originado por bajas en vinos, gaseosas, aguas y sodas, y acumula en el primer semestre de 2018 una suba de 1,6% con respecto al primer semestre de 2017.

Petróleo.
El bloque de refinación del petróleo acumuló en el primer semestre del año una baja de 5,6% en comparación con el mismo acumulado de 2017.
“La baja en el crudo procesado se debe a paradas de planta de empresas del sector en junio. En este sentido, la caída en la producción de derivados del petróleo se explica, principalmente, por la menor actividad de la destilación primaria”, indicó el informe oficial.
Con respecto a los derivados, las principales bajas en de junio se presentan en gasoil y fueloil, y en menor medida en naftas.

Construcción.
La actividad de la construcción cedió 0,1% en junio respecto de igual mes de 2017 y marcó de ese modo su primer dato negativo desde febrero del año pasado, según datos publicados ayer por el Indec.
El Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC), puntualizó también que el acumulado del primer semestre del año presentó un aumento de 10,9% frente a igual período de 2017.
“En junio, el índice de la serie desestacionalizada arroja una variación positiva de 0,5% respecto del mes anterior”, indicó el organismo.
Así, la actividad de la construcción registró un retroceso de 0,1% a lo largo de un mes en que la producción industrial se derrumbó 8,1% en medio de un escenario que comienza a sentir el impacto del freno en la obra pública.
Se trató del primer dato negativo del informe desde febrero del año pasado, cuando había caído 5,6%.
Respecto de los puestos de trabajo de asalariados registrados en el sector privado del rubro, el indicador percibió en mayo una leve incremento de 0,5% con relación al mes anterior. (NA)

Estiman que la inflación será de 31,8%
La inflación proyectada por los analistas del mercado subió a 31,8% para este año, mientras estimaron para diciembre un dólar a $30,5 promedio, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) difundido ayer por el Banco Central.
Si se cumpliese ese pronóstico, la Argentina podría tener que redefinir algunos aspectos del acuerdo con el FMI por un crédito de U$S 50.000 millones, de los cuales hasta ahora se recibieron U$S 15.000 millones.
“Los resultados del REM indicaron un incremento de las expectativas de inflación para los próximos cuatro meses, pero una reducción en la proyección de inflación para 12 y 24 meses respecto de la encuesta previa”, sostuvo el sondeo.
En ese sentido, subrayó que “para 2018, la inflación proyectada por los participantes subió a 31,8%”, lo cual representó un avance de 1,8% frente al pronóstico realizado en junio.
“Los analistas esperan que, tras un aumento transitorio, la inflación se reduzca en los próximos meses hasta ubicarse en un 1,8% mensual a partir de noviembre y hasta enero de 2019”, aclaró el estudio.
También resaltó que los participantes del REM “proyectan una caída del Producto Interno Bruto para 2018 de 0,3%”. (NA)