La inflación de junio en la Ciudad fue del 1,5%

La inflación en la Ciudad de Buenos Aires fue del 1,5% en junio según la medición del Gobierno porteño, una cifra que se ubicó por encima de la estadística del Indec, que fue de 1,2%, a nivel nacional.
La suba de precios acumulada en el primer semestre llegó al 13% en CABA mientras para el organismo nacional que conduce Jorge Todesca fue del 11,8%.
También hubo una diferencia en la inflación en los últimos doce meses: 23,4% para el gobierno porteño y 21,9% para el Indec.
La variación de precios en CABA durante junio, respondió principalmente a las subas registradas en las siguientes divisiones: vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, Restaurantes y hoteles, Alimentos y bebidas no alcohólicas y Recreación y cultura, que en conjunto explicaron el 66,4% del alza del Nivel General.
Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles promedió un incremento de 2,9%, aportando 0,48 puntos a la variación mensual, al impactar principalmente el alza remanente de la tarifa del servicio de agua corriente, alcanzando así a la totalidad de los usuarios residenciales.
Le siguieron en importancia los aumentos en los gastos comunes de la vivienda (servicios de reparación, mantenimiento y seguro del edificio), junto con actualizaciones en los valores de los alquileres.

CER.
Por otra parte, el Ministerio de Hacienda informó que para el cálculo del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) deberá utilizarse la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) con alcance nacional que comenzó a publicar el Indec.
La variación mensual del CER se utiliza para la actualización de créditos bancarios, hipotecarios, títulos públicos y algunos contratos entre privados.
El anuncio confirma que desde ahora con el CER se actualizará según el nuevo indicador y no por el IPC del Gran Buenos Aires, que se convirtió en uno de los seis subíndices regionales del IPC Nacional.
La medida alcanza al cálculo de créditos, depósitos y rendimiento de títulos públicos indexados toda vez que se trate de contratos que se actualicen por CER, como en el caso de los hipotecarios en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA). Esos préstamos hipotecarios con UVA actualizan el capital adeudado y los valores de la cuota por inflación a través del CER.
También la medida alcanza a los depósitos en UVA, que vienen creciendo y a los Boncer, títulos públicos emitidos por el Gobierno nacional e indexados por CER. (NA)