“La investigación no inició”

LA FAMILIA DENUNCIA FALENCIAS EN LA INVESTIGACION

A poco de cumplirse un año de la desaparición de Santiago Maldonado, la familia del artesano alertó que “la investigación sobre la causa aún no se inició”. Denunciaron insuficiencias en la investigación, dilataciones y maniobras distractivas.
Este 1 de agosto se cumplirá un año sin Santiago Maldonado. El joven desapareció aquella fecha en el marco de un operativo sumamente irregular y violento de la Gendarmería en la Lof en resistencia Cushamen, Chubut. Su cuerpo sin vida se encontró 78 días después, en el Río Chubut, a 400 metros río arriba de donde había sido visto por última vez.
Aún no se sabe con precisión qué sucedió durante aquel procedimiento represivo de la fuerza que conduce la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. La causa que se abrió por el caso, que fue entorpecido por un sinfín de pistas falsas, fue caratulada como “desaparición forzada” y avanza en la justicia federal, aunque es cuestionada por la familia.
A la par del primer aniversario de la desaparición de Santiago, que se cumplirá el próximo miércoles, se esperan novedades en el expediente principal. En los próximos días, las querellas aguardan que se sume a la causa la declaración de Nicasio Luna, el músico chileno que estuvo en la comunidad mapuche junto a Santiago durante la represión de la Gendarmería.
A su vez, se está realizando en el INTI un peritaje que busca determinar la perdurabilidad en el agua del DNI de Santiago, que apareció en muy buenas condiciones aquel 17 de octubre. El resultado se conocerá a fines de septiembre, aproximadamente. No obstante, la abogada de la familia, Verónica Heredia, indicó que impugnaron el estudio. Es que desde la familia descreen que el cuerpo haya estado en el mismo lugar los 78 días, sobre todo, habiéndose realizado en la misma zona dos rastrillajes previos al hallazgo sin resultados positivos.

“No comenzó.
En palabras de Heredia: “Para la familia la investigación todavía no se inició. Pedimos una investigación imparcial e independiente”, resaltó. En este contexto, otras de las novedades que se espera es la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia en torno a la decisión de Lleral de declarar nulas las decisiones de Otranto de intervenir las líneas telefónicas de algunos testigos mapuches y de Sergio Maldonado. El tribunal debe ratificar o rectificar la decisión. A su vez, debe resolver también la nulidad de las conversaciones en sí mismas.
Por último, otro paso importante para la causa que se resolverá próximamente es el futuro de la fiscal Silvina Ávila, a quien la familia Maldonado recusó. Entre otras cosas Heredia recordó que la fiscal “fue quien solicitó la intervención del teléfono de Sergio”. Mientras todo esto sucede, desde la querellas esperan por el testimonio de los mapuches que estuvieron con Santiago el 1 de agosto, sobre todo, en la ruta. Su declaración es central para determinar qué sucedió.

Silenciar
“Para nosotros está claro que el operativo de la Gendarmería fue irregular y violento y que sin ninguna duda tuvo como consecuencia la muerte de Santiago. Sabemos que él corría, que lo seguían de cerca los gendarmes, que se ahogó y que los gendarmes estaban muy cerca de él y llegaron al río. Ahora necesitamos más detalles. Eso es posible que lo brinden los mapuches que estuvieron con ese día”, indicaron desde el CELS, que es querellante en la causa.
En los sumarios administrativos que hicieron antes de la aparición del cuerpo, los gendarmes llenaron unas impresiones de Google Maps sobre la zona. “Ellos marcaron un recorrido a mano alzada, con birome, y fueron haciendo flechitas de hasta dónde llegaron y en qué zona del río estuvieron”, indicó el CELS.
Pero el temor de los mapuches a declarar tiene sobrados fundamentos. Por eso, a un año del caso, aún no se presentaron quienes estuvieron con Santiago. Están atemorizados. Alrededor de la causa por la desaparición de Maldonado se abrieron distintos expedientes, fogoneados por el oficialismo, en los que se imputa a los mapuches.

Inconsistencias.
Lo cierto es que las 19 declaraciones de los gendarmes frente a Otranto tuvieron un montón de inconsistencias: por ejemplo, no fueron claros a la hora de responder quién estaba con quién cuando ingresaron a la Lof o cuántas veces se disparó una escopeta con balas de goma. Por eso es determinante que los mapuches declaren. A partir de ahí, se podrá concluir si hubo privación de la libertad de Santiago, lo que es clave para poder hablar de una desaparición forzada. (Eldestapeweb.com)