miércoles, 18 septiembre 2019
Inicio El Pais La Justicia rechazó la reforma macrista

La Justicia rechazó la reforma macrista

SEGUIRAN LOS TELEGRAMAS

En un claro mensaje a la Jefatura de Gabinete y al Ministerio del Interior, las autoridades supremas de la Justicia electoral establecieron que ninguna innovación tecnológica o con pretexto tecnológico podrá alterar la legalidad del sistema de escrutinio vigente y permitir fraude o sospechas de fraude.
La Cámara Nacional Electoral emitió una acordada con la firma de Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía en la que, con elegancia, primero parece elogiar el entusiasmo del Poder Ejecutivo por la modernización pero luego repite cómo deben ser las cosas: iguales que hasta ahora.
La parte resolutiva está escrita bajo la forma de criterios para la capacitación de autoridades de mesa. Abarca también a los delegados de la Justicia Nacional Electoral, los agentes del Comando General Electoral y del Correo Oficial y los fiscales partidarios.

Pasos.
El procedimiento que será explicado y aplicado en las elecciones nacionales constará de cuatro pasos.
El primer paso se dará cuando termine la votación en una mesa. El presidente completará el Acta de Escrutinio y la firmará con el vicepresidente o vocal auxiliar y con los fiscales que estén presentes. Ese acta será depositada por el presidente en el sobre bolsa o bolsín junto con otros documentos: las actas de apertura y cierre del comicio y los sobres de votos recurridos o impugnados.
En el segundo paso, el presidente de mesa transcribirá los resultados del acta al telegrama. Lo firmarán él, el vice o vocal y los fiscales. Una vez firmado, entregará el telegrama al agente del Correo. Mientras tanto, el presidente permanecerá en la mesa de votación «en custodia de la documentación, urna y materiales».
En el tercer paso el presidente de mesa deberá confeccionar un certificado. Lo firmará de la misma manera que los documentos anteriores y lo introducirá en la urna junto con las boletas y los sobres utilizados. La urna será cerrada y fajada. El Correo la llevará a la justicia nacional electoral.
El cuarto paso será la transcripción de los resultados del acta de escrutinio en los certificados que serán entregados a los fiscales partidarios que los soliciten. Esos documentos también deberán estar firmados como los otros.
En los considerandos, Corcuera y Dalla Vía escribieron que el punto clave es «el recuento provisional de resultados», y ello «en virtud de la incuestionable trascendencia que el mismo tiene en la formación de la opinión pública sobre la legitimidad de las elecciones». (Pagina12.com)