La odisea de la casa propia

AUMENTO 165% EL INGRESO MINIMO PARA ACCEDER A UN CREDITO UVA

Desde la puesta en marcha de los créditos UVA (Unidades de Valor Adquisitivo) “se endurecieron fuertemente las condiciones de acceso”, ya que la tasa aumentó “de 3,5 a 6,5 por ciento”, mientras el ingreso mínimo necesario “se incrementó 165 por ciento, estimó un informe privado.
“Actualmente, para acceder a un UVA de 80.000 dólares se debe contar con un ingreso de al menos $47.147, si se considera una cuota del 30 por ciento del ingreso”, señaló el sondeo del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).
Aseguró, de ese modo, que desde la implementación de los créditos UVA, “se endurecieron fuertemente las condiciones de acceso”.
Argumentó que “la tasa aumentó de 3,5 a 6,5 por ciento y el ingreso mínimo necesario se incrementó 165%”.
El estudio del CEPA indicó que si se toma en cuenta ese monto el crédito de US$ 80.000 bajo la modalidad UVA acordado en abril de 2016 en el Banco Nación con una duración a 30 años, con una tasa del 3,5%, “la cuota pasó de $8.613 en abril de 2018 a $9.543 a agosto 2018”.
“Se trata de un incremento de $930 en la cuota, que representa 10,8% de aumento”, calculó y afirmó que “si la comparación se efectúa respecto de la cuota inicial fijada en abril 2016, que era de $5.353, el aumento asciende a $4.191 adicionales, 78,41% más”.
Remarcó que esas estimaciones “no incluyen el efecto de los incrementos inflacionarios que se observarán en los meses subsiguientes, desde septiembre hasta fin de 2018”.
Puntualizó que si se toma consideran las expectativas de inflación relevadas por el Banco Central, la cuota del crédito “se incrementará respecto de agosto, en más de $1.400 para diciembre de 2018, al llegar a $11.003”.
También sostuvo que se trata de “un incremento adicional de 12,7 por ciento para los cuatro meses que restan del año”.
“El monto adeudado, habrá alcanzado en diciembre de 2018 los $2.321.235, más de $200.000 adicionales”, advirtió.
El CEPA evaluó que “la alta volatilidad de la cotización del dólar desde el inicio de la corrida cambiaria, y la aparejada incertidumbre que conlleva, parecen ser un factor de peso en la brusca desaceleración del otorgamiento de nuevos créditos hipotecarios UVA”. (NA)