La sangre hallada en el cuchillo del puestero no es de Maldonado

El Juzgado Federal de Esquel informó ayer que la sangre hallada en el cuchillo del puestero Evaristo Jones no pertenece al joven desaparecido Santiago Maldonado, desalentando esa línea de investigación.
En un comunicado, se informó que “que el perfil genético de la persona que habría sido herida el 21 de julio de este año durante el ataque sufrido por Evaristo Jones en cercanías de Epuyen en la provincia del Chubut no tiene coincidencia con el perfil genético de un hijo biológico de Enrique Aníbal Maldonado y Stella Maris Peloso”, los padres de Santiago Maldonado.
En medio de la investigación por el paradero del artesano, se supo que durante un ataque vinculado al grupo identificado con Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) contra la estancia Epuyen, Jones podría haber herido a Maldonado. Ahora, la Justicia determinó que la sangre encontrada en un cuchillo no pertenece al joven platense.
“El Juzgado Federal de Esquel comunica que el Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires informó que el perfil genético de la persona que habría sido herida el 21 de julio durante el ataque sufrido por Evaristo Jones en cercanías de Epuyen en la provincia del Chubut no tiene coincidencia con el perfil genético de un hijo biológico de Enrique Aníbal Maldonado y Stella Maris Peloso”, se informó.
Además, la Justicia señaló que “el Servicio de Huellas Digitales Genéticas continúa realizando los análisis y cotejos solicitados respecto de todas las muestras biológicas encontradas en los vehículos de Gendarmería Nacional Argentina involucrados en el procedimiento del 1 de agosto de este año, en las tres prendas que pertenecerían a Santiago Maldonado y en la vivienda en la que residió en la ciudad de El Bolsón de la provincia de Río Negro”.
Entre las teorías del Ministerio de Seguridad estaba la que indicaba que Maldonado podría haber fallecido a causa de una puñalada en el marco del ataque al puesto de Jones, hipótesis que ahora se desinfla.

Maltratos.
Por otra parte, los detenidos durante la movilización por Santiago Maldonado denunciaron el lunes presunto maltrato de parte de la Policía de la Ciudad y condiciones “inhumanas” de arresto.
Una mujer sostuvo que fueron alojados en condiciones “infrahumanas” tras los arrestos y contó que “una de las chicas” que estaba con ella “fue obligada a entrar a su celda, desnudarse y desde la puerta un policía la filmó desnuda”.
“Fue una situación que sobrepasa todos los límites, otras chicas fueron obligadas a desnudarse completamente”, relató Ada Luz en declaraciones a Radio 10.
De acuerdo con su versión, los manifestantes estuvieron “hacinados, en lugares incómodos y molestos” durante su estadía en las cuatro cárceles de la Capital Federal a las que habían sido trasladados.
“Era inhumano lo que estaban haciendo, el lugar era muy frío, todo era muy violento”, dijo Ada Luz, quien relató que durante un extenso período no se permitió el contacto con abogados por parte de los detenidos.
También sostuvo que en la movilización por Santiago Maldonado estaba “alejada completamente de lo que era la barricada policial”.
“Había muchísimos policías de civil que se iban poniendo chalecos bordó y aparecieron de repente en el medio de la gente”, explicó, al tiempo que relató: “Me tiran al piso, me patean, entre los tres me levantan, me ponen los precintos y me detienen”.
Además señaló que los detenidos eran “gente muy joven que no integra ningún partido” y que estaban “muy asustados” en el período en que estuvieron privados de su libertad entre el viernes y el domingo pasados.
“No nos traían lo que nuestros familiares nos dejaban”, agregó, al tiempo que indicó: “Las provisiones, alimentos y elementos de higiene no fueron entregadas a nosotros”.
En tanto, otro de los detenidos afirmó en declaraciones televisivas que fue apresado cuando salía de su trabajo en San Telmo y que ni siquiera había participado de la movilización ese día.
(NA)

Larreta defendió a policías
El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, defendió ayer el accionar de la Policía de la Ciudad durante la movilización por la aparición de Santiago Maldonado, aunque reconoció que “se abrió un sumario interno para evaluar la actuación” de los integrantes de esa fuerza.
“La Policía actuó cuando surgieron las situaciones de violencia, cuando empezaron a tirar piedras y aparecieron con los palos. Siguiendo una premisa que decimos siempre: no vamos a permitir la violencia en Argentina, en la Ciudad de Buenos Aires”, subrayó en declaraciones a radio Mitre.
“Que hubo una situación de violencia promovida por un grupo pequeño terminando la movilización no hay ninguna duda. Y eso es lo que la Justicia está investigando, así como nosotros investigamos el accionar de la Policía”, expresó.
En tanto, ratificó que “la Ciudad se presentará como querellante” en la causa por los destrozos generados en las inmediaciones de Plaza de Mayo en el marco de la protesta.
Según sostuvo, los trabajos de reparación de los daños al patrimonio público le demandarán al Estado un gasto de “seis millones de pesos”.
“Ahora vamos a mandarle a la Justicia todo el material fílmico para ir a fondo con la investigación sobre quiénes fueron los violentos”, adelantó. (NA)