Inicio El Pais La trampa de comprar en envases pequeños: ¿son más caros?

La trampa de comprar en envases pequeños: ¿son más caros?

La visita al supermercado se convirtió en toda una hazaña. La búsqueda de precios económicos frente a la crisis se hace cada vez más evidente. En este marco, muchas familias no tienen otra opción que comprar alimentos y otro productos en envases más pequeños.

Sin embargo, ¿se trata de una trampa de las grandes cadenas? En un artículo publicado por Ámbito analizan esta situación y sostienen que los envases más pequeños pueden ser, en algunos casos, hasta casi un 60% más caro que su equivalente en tamaño grande.

“La mayoría de los productos de primera necesidad, en este sentido, se encarecen hasta un 15%; aunque en algunos casos la brecha de precios puede ser de casi el 50%, tal es el caso del café, aceite, gaseosas, manteca, detergente y crema de dientes”, sostiene el artículo.

El titular de Consumidores Libres, Héctor Polino, destacó que “hay un doble perjuicio para las familias: compran envases más chicos para gastar menos pero, en realidad, están pagando más por litro o kilo”.

“El tamaño del envase (en relación al packaging) puede tener una incidencia en esa brecha debido a los costos fijos; sin embargo, también existe cierta especulación a la hora de establecer una diferencia de precios demasiado amplia”, indicó.

Añadió que “en un período de crisis, el consumidor no evalúa la diferencia de precios por kilo, en cada tamaño de envase, sino que compra lo que puede con el dinero que tiene disponible. La sugerencia es comprar no sólo la calidad sino la cantidad”.

Según estimaciones, menos del 10% del precio del producto corresponde al costo del envase, aunque depende del tipo de artículo. En este sentido, Jorge Acevedo, gerente general del Instituto Argentino del Envase (IAE), comentó que “en un perfume, corresponde al 80% del precio final; mientras que en el arroz, es ínfima su incidencia”.

A modo de referencia, el precio una botella de 500 cc de agua mineral cuesta un 200% por litro tomando como base el tamaño más grande. “Puede haber costos fijos (proceso de envasado, etiquetado, logística y la tapa, entre otras), que son exactamente los mismos para todos los envases”, detalló.

Mientras esta diferencia se mantiene en las góndolas, las grandes cadenas intentan evitar que los consumidores emigren a otras marcas más económicas promocionando sus envases más chicos. Incentivando la compra de productos en envases pequeños a partir de distintas promociones.