La UTA anunció un paro nacional

El sindicato de la UTA anunció ayer un paro nacional de los trabajadores de micros de larga distancia por 48 horas, entre las 0.00 de mañana y las 24.00 del domingo, luego de que fracasaran las negociaciones paritarias para acordar el salario del sector.
“Hemos debido tomar esta decisión extrema ante la falta de acuerdo en las negociaciones paritarias del sector. Pedimos disculpas a los usuarios, pero ante la intransigencia de los empresarios, no queda más remedio que adoptar medidas de fuerza en defensa de los legítimos derechos de los trabajadores”, sostuvo la UTA en un comunicado.
La medida de fuerza afectará a los pasajeros que quieran viajar en el inicio de las vacaciones de invierno en varias provincias del interior y una semana antes de que comience el receso invernal en la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Celadi.
La Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) había advertido el miércoles a la noche que peligraba el servicio que prestan los micros en todo el país de cara a las vacaciones de invierno ante la imposibilidad de pagar los salarios de los trabajadores, debido a una crisis originada por la quita de los subsidios, baja demanda de gente y la creciente actividad aérea.
Mario Verdaguer, presidente de la Celadi, que agrupa a más del 70 por ciento de las empresas del sector que emplean a unos 19 mil trabajadores, remarcó que se viene trabajando a pérdida, por lo que varias firmas no pueden afrontar el pago del salario y el medio aguinaldo y propusieron un pago escalonado, publicó el portal del Diario Popular.
“Le venimos advirtiendo al Ministerio de Transporte que el servicio se viene precarizando y va a generar situaciones no deseadas, como la posibilidad que no estemos prestando los servicios en vacaciones. No por decisión empresarial, sino porque si no pagamos en tiempo y forma, presumimos un nivel de inconveniente, ya que el gremio nos ha hecho saber que no van a permitir estas situaciones”, señaló Verdaguer.

Servicios aéreos.
Otro tema que preocupa al empresario es la diferencia que se hace con los servicios aéreos: “Este gobierno ha fijado posición en que va a levantar el régimen de subsidios, pero el sector aéreo recibe 3 mil millones de pesos, el ferrocarril casi 2.590 millones y el urbano 34 mil millones. Hasta a las Low Cost, que son extranjeras, les están garantizando una carga media y si no la cubren la va a pagar la Provincia”, denunció.
“Hay que rediseñar la actividad y eso hace que se encuentren desestabilizados 5 mil puestos de trabajo. Hay que buscar que cada trabajador gane menos para que la ecuación económica sea rentable y con un servicio digno. El Ministerio de Transporte no está atendiendo nuestras urgencias y si no se toman medidas correctivas, la reestructuración implica achicarse en todos los aspectos”, cerró en declaraciones a Diario Popular.

“Comprometido”.
Verdaguer advirtió que el servicio que brinda el sector está “altamente comprometido” por la caída de las ventas y la quita de subsidios.
“Hoy se encuentra altamente comprometido el servicio público de transporte y justamente en vacaciones de invierno no habría servicio de transporte”, indicó el empresario.
“Nos aproximamos a situaciones no deseadas”, alertó Verdaguer en diálogo con la agencia Télam, por lo que “estamos muy preocupados”, dijo, ya que “se viene degradando el transporte de larga distancia que viene trabajando a pérdida hace más de dos años”.
El empresario habló de “una serie de medidas desacertadas, como la quita del mecanismo de subsidios que este Gobierno decidió”. También culpó a la gestión de Mauricio Macri al hablar de “la profunda crisis que vive gran parte de la sociedad, que no están pudiendo tomar nuestros servicios”. (NA)

Más vuelos de cabotaje
La cantidad de pasajeros que realizaron vuelos de cabotaje en el país durante junio último aumentó un 21% respecto del mismo mes de 2016, destacó ayer el Gobierno.
En un comunicado, resaltó que el dato “confirma que los usuarios emplean cada vez más ese medio de transporte, en sintonía con el Plan Aerocomercial Nacional lanzado por el Gobierno y respaldado por las provincias”.
El año pasado los pasajeros que volaron dentro del territorio nacional fueron 5,1 millones, mientras que en 2015 lo hicieron 4,8 millones.
Durante el primer semestre del año hubo un total de 5,9 millones de usuarios que tomaron vuelos domésticos, cifra que representa una variación interanual acumulada del 15% en igual tramo comparativo de 2016. En enero de este año, 1.129.000 pasajeros hicieron vuelos de cabotaje, lo cual representó un incremento de 9% respecto de igual mes de 2016.
Para abril, la cifra alcanzó los 942.000 usuarios, mientras en mayo fueron 925.000, es decir un 14% más. En junio, la cifra fue de 873.000, con un incremento interanual del 15%, el más alto del semestre.
El informe señaló que en el primer semestre de este año se registraron 81.103 vuelos de cabotaje, contra 71.216 del mismo período de 2016. (NA)