La asignación escolar aumentó a $700

CRISTINA REALIZO ANUNCIOS SOBRE EDUCACION Y DEFENDIO EL ACUERDO CON CHINA

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, anunció ayer la entrega de la segunda etapa del Fondo de Reparaciones para Reparaciones Menores, Equipamiento y Mobiliario de escuelas, que representa un aporte total de 488.840.000 pesos y anunció un incremento del 37,25% en la ayuda escolar anual por alumno
La segunda etapa del Fondo beneficiará a 6.105 escuelas públicas en todos los niveles y modalidades con la asistencia de hasta 80.000 pesos que serán entregados directamente a las directoras de escuelas a través del Ministerio de Educación para realizar las reparaciones que el edificio escolar requiera o la compra de mobiliario.
“No recuerdo una inversión tan grande en educación”, dijo Cristina al recordar que la primera etapa de este fondo, anunciado el 15 de diciembre pasado, con una inversión de 387 millones de pesos, benefició a 4.840 escuelas.
La presidenta destacó que en la primera etapa de este Fondo “se inauguraron 41 playones deportivos en siete provincias por 35 millones de pesos, al tiempo que se realizaron 150 obras de nuevas escuelas que están en ejecución, se están licitando 993 escuelas y 113 obras para remodelaciones y ampliaciones”.
En el mismo acto, la presidenta anunció un incremento del 37,25% de ayuda escolar anual por alumno, que pasará a ser de 510 a 700 pesos, lo que beneficiará a 3.277.000 niños integrantes de 2.016.000 familias.
Este aumento de la cobertura de la ayuda escolar beneficiará en un 8,6% a los niños menores de cinco años, en un 55,8% a chicos de entre 6 y 12 años y en un 35,6% a jóvenes de entre 15 y 17 años.
Además el 55,2% de los hogares recibe una ayuda escolar, el 33,2% dos de estos beneficios y el 9,4% tres ayudas escolares anuales.

China.
La presidenta también defendió el acuerdo firmado la semana pasada con la República Popular de China y criticó a una parte de la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA) y al Grupo Techint por la oposición explicitada en contra del tratado, sin tener en cuenta la política a favor de la industria que llevó adelante este gobierno durante la última década.
“El acuerdo con China es el más importante que hemos alcanzado en los últimos años”, aseguró Cristina.
La jefa del Estado criticó a la conducción de la UIA, “aunque no a todos (sus integrantes), porque sé que hubo voces en contrario” que se opusieron al pronunciamiento dado a conocer la semana pasada por la entidad fabril.
Según la UIA, el acuerdo brinda excesivos beneficios a las compañías del país asiático y presuntamente habilita el ingreso de trabajadores de ese país a Argentina, con bajos salarios.
“¿A quién se le puede ocurrir que este Gobierno, que se ha caracterizado por defender el trabajo argentino y los empresarios argentinos, a quién se le ocurre que nosotros vamos a hacer algo que los afecte? Este Gobierno merece el voto de confianza”, dijo la presidenta.

Deuda.
Cristina además aseguró que “Argentina es uno de los cinco países de todo el mundo que ha logrado bajar su ratio de deuda y hoy lo tiene en negativo”.
“El mundo debe tres veces más de lo que produce. Ha sido mucho más grande el crecimiento de la deuda que el de la actividad económica”, remarcó la mandataria desde el Salón de las Mujeres Argentinas, tras lo cual se refirió a un estudio realizado en Estados Unidos que, a en contra de la tendencia global, Argentina logró llevar a niveles negativos la relación de la deuda externa y el PBI.

Declaraciones juradas.
Por último, la primer mandataria expresó que entendía cuando el ministro del Interior y precandidato presidencial por el kirchnerismo, Florencio Randazzo, acusado por los fondos buitres de enriquecimiento ilícito, “se enojó tanto”.
“Por favor, que todos los que sean candidatos puedan exhibir las declaraciones juradas de los últimos 15 años y explicarnos cómo viven”, reclamó Cristina en ese sentido, y aseguró que ello “contribuiría a la transparencia que se reclama desde muchos lados y no se cumple”.
“Tenés que sentirte honrado de este ataque, lo veo como una cucarda, un galardón”, le dijo la Presidenta a Randazzo, a quien tenía en pantalla desde la estación Vicente López, desde donde ya habían hablado por videoconferencia.
Y la jefa de Estado fue más allá: “Si fueras un buen candidato para ellos, estaríamos en problemas”.
La Presidenta pidió que todos los candidatos muestren a la gente su “nivel de vida” y a los 40 millones de argentinos que exijan que todos presenten declaraciones juradas”.
“Si no -razonó- lo que estamos viviendo es un simulacro, una ficción de transparencia” (Télam)