La CGT en alerta por la inflación

Dirigentes sindicales de 140 gremios se reunieron ayer para aprobar un documento en el que retomaron reivindicaciones que ya venían realizando al anterior gobierno nacional, describieron la situación económica como “estancada” y alertaron sobre el impacto inflacionario en los salarios.
La resolución final que se leyó luego de más de dos horas de plenario en el Salón Felipe Vallese del edificio de la CGT Azopardo reiteró reclamos que la Central conducida por Hugo Moyano venía realizando a la anterior administración nacional y agregó el llamado explícito a la unidad de los trabajadores.
La reunión fue convocada por la comisión de Unidad que viene trabajando por el acercamiento de las distintas centrales obreras pero estuvo dirigida de modo preponderante por Moyano y Luis Barrionuevo.
Respecto de la unidad de la central, el líder camionero aseguró que “en los momentos especiales” el movimiento obrero está unido y celebró la presencia de algunos dirigentes de otros sectores, como Carlos West Ocampo (Sanidad) o Sergio Palazzo (La Bancaria).
En su calidad de anfitrión, sostuvo que “todos los trabajadores están comprometidos en contribuir” porque “el país necesita salir del estancamiento en el que estaba”.
Por otra parte, en la declaración oficial se solicitó el mantenimiento de las negociaciones colectivas “libres por rama de actividad” y el financiamiento de las obras sociales sindicales.
Si bien se sumó a último momento el pedido para que el gobierno nacional declare la “emergencia alimentaria”, escudándose en la imposibilidad de agregar buena parte de lo dicho durante el plenario, no se plasmó el pedido de un bono de fin de año realizado por buena parte de los oradores. (Télam)