La Comisión escuchó a las empresas

SIGUE EL DEBATE POR LA LEY DE TELECOMUNICACIONES

La declaración de servicio universal de los servicios de tecnología de información y comunicaciones (TICS), la nueva autoridad de aplicación, la disposición de tarifas y las formas de asegurar la competencia fueron los ejes de la primera etapa de la reunión de la comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de expresión del Senado de la Nación, en la que expusieron su visión del proyecto Argentina Digital la empresa Telefónica de Argentina y la Asociación de Televisión por Cable (ATVC).
Los senadores nacionales escucharon críticas similares, con algunos matices, hacia el proyecto de ley denominado Argentina Digital, tanto de parte de Telefónica de Argentina como de Cablevisión y la ATVC.
No obstante Telefónica dijo “valorar la iniciativa de propiciar el dictado de una nueva ley”.
El primer punto en común entre los tres representantes tuvo que ver con la universalización de los servicios.
En el caso de Telefónica, el director de Secretaria General de Telefónica de Argentina, Alejandro Pinedo, tuvo un cruce con el senador Rubén Giustiniani, quien le aclaró que por el proyecto la telefonía fija dejaba de ser servicio público y por lo tanto perdía la obligación de respetar tarifas fijadas por el estado nacional.
“La ley los beneficia ampliamente”, sostuvo Giustiniani, a lo que Pinedo consideró que los senadores “tienen una visión más apreciativa de la norma que la nuestra”.

Internet.
La presidenta de la comisión, Liliana Fellner, consultó puntualmente a los representantes de Cablevisión, Carlos Montini, y al titular de ATVC, Walter Burzaco, por su postura sobre una eventual declaración de internet como servicio universal.
Montini, consideró que esa declaración “no tiene sentido”, y que a los “servicios que funcionan en competencia -como internet- lo que hay que hacer es regularlos”.
Burzaco, por su parte, señaló que “internet nació como algo libre y su desarrollo surgió de esa manera” y agregó que los cableros “hemos llevado internet al interior del interior, más allá del servicio universal”, en referencia a los proyectos que deben financiarse con ese fondo para cubrir con servicios a los grupos socioeconómicos o zonas consideradas no rentables.

Autoridad de aplicación.
Otra coincidencia entre Telefónica y Cablevisión fueron las críticas a la creación de la autoridad de aplicación de la futura ley.
“El Estado tiene que tener un órgano de aplicación profesional con gente capacitada, que entienda del negocio y hacer desarrollarla y que crezca para que puedan crecer las inversiones”, consideró Montini.
Al respecto Pinedo cuestionó la “vaguedad” de los términos en la redacción de la “política regulatoria para los próximos años” y remarcó la necesidad de que estén claros los “parámetros de idoneidad” de la autoridad de aplicación que se crea, según el proyecto en discusión, porque eso “es la base de la delegación de facultades”.

Apertura de la red.
La apertura de las redes prevista en el proyecto es la “base” para asegurar la competencia, según el informe técnico que se presentó en la comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de expresión, del Senado de la Nación.
“La apertura de las redes es la base para que la competencia exista”, sostuvo el representante técnico de la Comisión Nacional de Comunicaciones, Guillermo Montenegro.
Al respecto, el representante de la Asociación de Televisoras de Cable (ATVC) Walter Burzaco, aseguró que en el caso de las cableras “compartir la infraestructura equivale a degradar el servicio”.
Burzaco señaló que si se mantiene el proyecto como está escrito para los cableros “será necesario dividir la capacidad” con la que llegan hoy a los hogares y oficinas, por lo que “en el caso de internet se degrada la velocidad de transmisión”. (Télam)