La desocupación bajó a 7,1%

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó hoy que “no ha habido destrucción del empleo” durante el primer trimestre del año, como también negó supuestas maniobras especulativas de los exportadores en la liquidación de divisas.
En la habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno, Capitanich defendió las cifras del Indec que indicaron que la desocupación bajó a 7,1 por ciento en comparación con el mismo período de 2013.
El Jefe de Gabinete remarcó que la evolución de la tasa de desocupación “desde la crisis de 2008 alcanzó una cifra de 200 millones de desempleados a nivel mundial”, cifra de la que países de América latina “no aportaron niveles de desempleo por las políticas activas que aplicaron”.
En tanto, el funcionario destacó que “una suspensión no implica despido”, sino “una medida de carácter momentáneo y transitorio, acordado en un contexto donde hay estrategias de forma conjunta para mejorar el acceso a los mercados externos y potenciar los niveles de incentivos”.

Exportaciones.
Por otra parte, negó supuestas especulaciones en la liquidación de exportaciones, y destacó que las reservas del Banco Central ya superan los 28 mil millones de dólares.
Capitanich consideró que las liquidaciones de exportaciones “no constituyen estrategias de especulación, a veces tienen que ver con problemas en la recolección de la cosecha”, al ser consultado sobre presuntas maniobras especulativas de los exportadores.
También señaló que el Poder Ejecutivo tienen que afrontar vencimientos de deuda y adquisición de energía, no obstante lo cual remarcó que las reservas del BCRA “acumulan 28.385 millones de dólares”.

Subsidios.
Por otra parte, el gobierno nacional elevó los subsidios a trabajadores y empleadores participantes del Programa de Inserción Laboral, que abarca tanto al sector privado como el público, a la vez que amplió el universo de potenciales beneficiarios.
La resolución 1038 del Ministerio de Trabajo, publicada en el Boletín Oficial, dispuso elevar a 2.500 pesos, desde los 1.500 actuales, la ayuda mensual a contratados a tiempo completo por microempresas, de hasta 5 empleados, y a mil (hasta ahora 800) en contratos a tiempo parcial.
El subsidio será de 2.000 y 900 pesos, respectivamente, para las pequeñas empresas; de 1.800 y 800 pesos para medianas; y de 1.500 y 800 pesos para las compañías grandes.
En todos estos casos las sumas vigentes hasta ahora eran de 800 y mil pesos, aunque se incrementaban a 1.200 y 2.300 pesos para mujeres mayores de 45 años, a partir del séptimo mes de contrato.
La resolución de la cartera laboral prevé, por otra parte, aportes de 2.700 pesos cuando los trabajadores sean contratados a tiempo completo (1.300 pesos a tiempo parcial), para micros y/o pequeñas empresas que formen parte de cadenas industriales de valor incluidas en el “Plan Estratégico Industrial 2020”.
Se exceptúa el eslabón de suministro directo al consumidor, y las empresas de cualquier tamaño radicadas en un parque industrial. (Télam y NA)