“La falta de competitividad no se arregla devaluando”

El secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA) y Diputado Nacional por el Frente Renovador, José Ignacio De Mendiguren dijo que “la falta de competitividad no se arregla devaluando” y destacó que también “hay un alza en el crecimiento económico”, tras conocerse los nuevos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) que ubican el porcentaje en un 3,8 por ciento.
En declaraciones radiales al programa “Levantate”, que se emite por Radio Cooperativa, el ex presidente de la UIA elogió la candidatura a presidir la entidad de Adrián Kaufmann Brea, empresario de Arcor (empresa de alimentos).
“Su empresa es un ejemplo del futuro de la Argentina”, sentenció, luego de considerar que “es una empresa líder que aporta al crecimiento”, dijo.
En tanto, De Mendiguren calificó de “exagerado” el proyecto de ley que envió el Ejecutivo nacional al Congreso con el fin de crear la Agencia Nacional de Participaciones Estatales en Empresas.
“Es demasiado tener dos tercios del Senado porque es lo que la Constitución Nacional pide para una reforma profundísima”, indicó el dirigente del Frente Renovador, luego de sostener que “es difícil implementar”.

Competitividad.
Para el dirigente fabril, la suba del dólar blue (la semana pasada cotizó por encima de los 15 pesos, valor máximo en lo que va del año) “no se puede justificar”, aunque vinculó las variaciones en el precio con el contexto electoral. “Es algo común a un cambio de gobierno”, afirmó y agregó que “faltan dar señales claras de crecimiento”.
Por otro lado, De Mendiguren manifestó que “hay sectores que no entienden que pasa cada vez que perdemos competitividad”, luego de plantear que “la falta de competitividad no se arregla devaluando, sino haciendo el Belgrano (Cargas), por ejemplo, porque históricamente se recurrió a la magia devaluadora o al endeudamiento externo”.
Por último, el ex ministro de Producción durante la presidencia de Eduardo Duhalde (entre 2002 y 2003) explicitó que “Cristina en 2011 dijo que se tenía que terminar el club de los devaluadores y los endeudadores y ese diagnóstico es correctísimo”. (Télam)