La Justicia condenó a un exportador

POR NO INGRESAR LAS DIVISAS EXPRESADAS EN SU DECLARACION ADUANERA

Un exportador de cueros fue condenado ayer por la Justicia a pagar una multa superior a los 200.000 pesos por no ingresar las divisas expresadas en su declaración aduanera.
La Administración Federal de Ingreso Públicos (AFIP) obtuvo así una sentencia favorable en primera instancia en la causa contra “El Matrero SA”, acusado de no ingresar al país los dólares correspondientes a la transacción.
La Justicia compró en primera instancia que la firma había declarado un importe en su declaración aduanera de exportación de cueros a Hong Kong y que luego no fueron ingresadas las divisas a dicha declaración.
El fallo dictado por el Juzgado Contencioso Administrativo Federal número 6 rechazó la demanda que la empresa interpuso contra la AFIP por la infracción de “declaración inexacta” dispuesta por la Aduana en su momento.
La compañía no pudo demostrar en sede administrativa ni en sede judicial las irregularidades constatadas por la AFIP y, por ende, se le aplicó unas sanción prevista por el Código Aduanero: una multa equivalente a entre una y cinco veces el importe de la diferencia detectada, que podría llegar a más 260.000 pesos.
“El fallo es de suma importancia, dado los múltiples sumarios que ha instruido la AFIP, de los cuales muchos de ellos han concluido en condenas”, dijo el organismo recaudador en un comunicado de prensa.

Capitanich.
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, defendió ayer los procedimientos llevados adelante por las autoridades regulatorias para “penalizar maniobras en contra de la ley” en el ámbito del sistema financiero, y dijo que esas decisiones “se toman en los principales países del mundo”.
“La especulación financiera existe y es necesario tener instrumentos sofisticados para impedir que atenten contra la estabilidad económica de otros países”, dijo el funcionario en su habitual conferencia de prensa matutina, al hacer mención a las millonarias multas impuestas por un monto de 4.300 millones de dólares a seis grandes bancos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Suiza “por manipular el mercado de divisas”.

Penalización.
Destacó que esas resoluciones divulgadas permitieron identificar a esas entidades como Citigroup, Deutsche Bank, Royal Bank, City Morgan, entre otros.
Para el jefe de ministros, es “muy importante observar que cuando en nuestro país se toman decisiones enmarcadas en el ejercicio de las facultades regulatorias, muchos protestan y otros reclaman y sostienen que eso es atentar contra el funcionamiento del mercado”.
Explicó que en realidad lo que hace la autoridad regulatoria “es penalizar las maniobras que están contra de la ley”.
Capitanich añadió que “esto ocurre en Argentina y en los principales países del mundo por una razón muy sencilla: porque la especulación financiera y las maniobras de especulación bursátil existen, y es necesario tener instrumentos sofisticados para impedir que esas maniobras atenten contra la estabilidad económica”.

Dólar blue.
El dólar que se negocia en el mercado paralelo de la city porteña cayó ayer a $13,40, mientras el contado con liquidación registró su precio más bajo en los últimos tres meses, al cotizar a $12,02.
El Banco Central finalizó la sesión con un saldo comprador de 80 millones de dólares y volvió a sostener el dólar oficial en casas de cambio del microcentro a $8,52 para la punta vendedora.
Así sucedió en otra rueda con un bajo nivel de operaciones y en la segunda jornada de paro de los empleados bancarios.
La divisa norteamericana en el segmento financiero informal del microcentro se desplomó 28 centavos con relación al cierre anterior, tras operar dos días con tendencia alcista y ganar en ese período más de un peso.
Al mediodía había tocado los $13,80, pero ante la escasa demanda, ese valor no se pudo sostener.
En ese escenario, la brecha entre el dólar que se consigue de modo legal y el que se negocia en las denominadas cuevas se achicó hasta 57,2%.
Por su parte, el contado con liquidación se derrumbó unos 43 centavos, a $12,02, por lo que tocó su valor más bajo en los últimos tres meses.
Operadores señalaron que los fuertes controles llevados a cabo en Capital Federal y en diferentes provincias incidieron de modo notable a la hora de tomar decisiones sobre las transacciones. (Télam y NA)