La Justicia realizó una inspección

Los jueces que investigan el crimen de Mariano Ferreyra realizaron ayer por primera vez una inspección ocular en la zona donde murió el militante del Partido Obrero el 20 de octubre de 2010.
A partir de las 12.00 y durante tres horas, los magistrados del Tribunal Oral Criminal Nº 21, para la ocasión de sport y en medio de un gran despliegue de efectivos de Gendarmería, arrancaron la inspección junto con las dos querellas, la fiscalía y todas las defensas en el Puente Bosch, que une Avellaneda con Barracas.
El primer punto de parada, donde Gendarmería tomó imágenes de distintos ángulos a pedido de las partes, fue la casa de un testigo que declaró en la causa y que vivía sobre la calle Pedro de Luján, a la altura de las vías, donde se ubica el terraplén del cual descendió la patota para correr y agredir a los militantes del PO.
Desde el punto donde vivía el testigo, los jueces corroboraron que era poco lo que se podía ver, ya que estaba a unos casi trescientos metros de donde cayó muerto Ferreyra.
No obstante, se podía observar la situación y el estampido de los tiros, que fue lo que dijo haber escuchado el vecino que declaró en el juicio.

Mural.
Toda la caravana, luego se desplazó a la puerta de la empresa Chevallier, sobre la calle Pedro de Luján, en donde fue amenazado el equipo periodístico de C5N, y luego unos metros más, a donde cayó asesinado Ferreyra.
Fue en la intersección de las calles Perdriel y Pedro de Luján, donde aún hoy persiste un mural con el rostro de Mariano.
Allí también se ubica una parrilla ambulante, desde donde un testigo que estaba ese día ocasionalmente en la zona relató haber visto a dos hombres disparando.

Elsa Rodríguez.
El cuarto punto a observar fue a cien metros de allí, donde cayó herida de gravedad la militante Elsa Rodríguez, para minutos más tarde volver sobre esos pasos y subir a las vías.
En todo momento, los jueces se movieron en un cordón delimitado por Gendarmería, impidiendo el ingreso de la prensa, curiosos, y de un pequeño grupo de militantes del PO que se hicieron presentes con pancartas para pedir Justicia por el crimen de Mariano. (Télam y NA)