La Oficina Anticorrupción pidió prisión para Menem y Cavallo

CAUSA POR EL PAGO Y COBRO DE SOBRESUELDOS

La Oficina Anticorrupción (OA) pidió ayer una condena de 5 años y medio de prisión para el ex presidente Carlos Menem por el pago y cobro de sobresueldos a funcionarios de su gobierno con fondos reservados destinados a seguridad.
En su calidad de querellante, la OA pidió además que su ministro de Economía, Domingo Cavallo, sea condenado a 4 años y medio de prisión, el entonces ministro de Justicia, Raúl Granillo Ocampo, a 3 años y medio, e igual condena a la ex polifuncionaria María Julia Alsogaray.
Como parte de la pena, la querella solicitó también que los acusados devuelvan 1.800.000 pesos-dólares que cobraron como sobresueldos.
Cavallo, que había declarado que no podía vivir con menos de 10 mil pesos mensuales mientras las jubilaciones permanecían congeladas, cobró según la acusación 70 mil dólares anuales de sobresueldo durante 1991, 1992 y 1993.
Los acusadores dieron por probado que Granillo Ocampo cobró cerca de 50 mil dólares mensuales de sobresueldos en los años 1997, 1998 y 1999 y que Alsogaray obtuvo una remuneración ilegal de cerca de 620 mil dólares, mientras su subsecretario Enrique Kaplan cobró 258 mil dólares de sobresueldos.

Alegatos.
Los abogados de la OA, Mariano Cartolano y Claudia Sosa, abrieron los alegatos ante el Tribunal Oral Federal 4, a cargo del juicio y pidieron el decomiso de esos fondos.
Los letrados también solicitaron la absolución de Raúl Castellini, ex subsecretario de Ordenamiento Ambiental; de Heriberto Baeza González, ex secretario de Asuntos Militares, de José Torzillo, ex subsecretario de Presupuesto y Administración del Ministerio de Defensa, y de José Coronel, ex Subsecretario de Coordinación del Ministerio de Justicia, porque no se pudo acreditar que hayan cobrado sobresueldos.
“Menem y Cavallo fueron los autores del plan y eran ellos quienes podían impedir la conducta”, sostuvieron los abogados de la OA, para quien el ex presidente no cobró esa asignación especial por la que se lo acusa del delito de peculado.
La investigación judicial determinó que los sobresueldos fueron administrados por la Secretaria General de la Presidencia y luego, en la Jefatura de Gabinete de Ministros los distribuían mensualmente entre ministros y funcionarios de alto rango.
A este juicio también llegó acusado el ex ministro de Defensa Oscar Camilión pero fue apartado por problemas de salud. (Télam)