La temporada va tomando color en los principales centros turísticos

La ciudad de Mar Del Plata recibió un promedio de entre 10 y 20 autos por minuto, con picos de 32, según operadores turísticos locales. En las sierras cordobesas, los principales atractivos no están todavía plenamente ocupados.
Cientos de vehículos y pasajeros de distintos puntos del país arribaron ayer a los principales centros turísticos del país, en la segunda jornada de la temporada estival, que arrancó con mejores pronósticos de lo que se esperaba, aunque la capacidad hotelera ronda el 70 por ciento. A pleno sol, con temperaturas cálidas y jornadas más que agradables, Mar Del Plata recibió un promedio de entre 10 y 20 autos por minuto, con picos de 32, según operadores turísticos locales.
Además, si bien la disponibilidad hotelera dista de acercarse a la registrada años atrás, los operadores se muestran optimistas y vaticinan una ocupación cercana al 80 por ciento para la semana que comienza.
De hecho, la terminal de Omnibus de Retiro informó que el sábado por la noche se agotaron todos los pasajes con destino a esta ciudad, lo que obligó a agregar servicios adicionales.
De acuerdo al titular del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, Miguel Ángel Donsini, de las 250 mil camas disponibles en casas y departamentos “hasta ahora se ocupó el 65 por ciento”.
En cuanto a los hoteles de 3, 4 y 5 estrellas, la ocupación “es plena”, mientras que en los de 1 y 2 estrellas y los familiares “la ocupación es del 70 por ciento”, precisó Donsini, en diálogo con un matutino.

Cupos.
Al respecto, el secretario de Turismo de la provincia de Buenos Aires, Germán Pérez, estimó que “las cosas van bien” y “el cupo de gente es muy bueno”. “Estamos iniciando una excelente temporada. Nuestro nivel de ocupación, los fines de semana, supera el 80 por ciento”, sostuvo
el intendente de la ciudad balnearia de Necochea, Daniel Molina, durante una reunión que mantuvo con sus pares de la costa atlántica provincial y el gobernador Daniel Scioli. Y remarcó que “empezamos esta temporada con mucho optimismo aún cuando creíamos que sería regular”; sin embargo, “hoy por hoy, supera nuestras expectativas”, dijo.
El buen tiempo acompaña a los veraneantes que eligieron pasar sus vacaciones en Mar del Plata, con temperaturas cercanas a los 30 grados, aunque por la noche decae notoriamente.
Con ráfagas de calor desde la media mañana, miles de turistas disfrutaron de las playas, donde el mar se presenta prácticamente sin olas y manso como una laguna.

Sierras.
En tanto, en las sierras cordobesas, los principales atractivos tampoco están plenamente ocupados. Según operadores turísticos locales, la ocupación hotelera ronda el 60 por ciento en ciudades tradicionalmente muy recurridas como Villa Carlos Paz.
En el extremo sur de Argentina “es alentador el pronóstico para el turismo este verano”, señaló el vicegobernador de Río Negro, Bautista Mendioroz, quien indicó que a lo largo de 2008 arribaron los distintos centros turísticos de la provincia cerca de 1,5 millones de personas. “La existencia de un tipo de cambio todavía favorable por lo menos respecto al dólar; el asfalto de la ruta 23 como vía esencial de comunicación entre el Atlántico y el Pacífico; y las obras de Playas Doradas nos hace pensar en un pronóstico alentador de desarrollo socioeconómico para la región”, evaluó Mendioroz en su análisis sobre la economía turística de Río Negro para la temporada de 2009.
Para los mendocinos, por su parte, las frías playas chilenas resultan muy atractivas desde la perspectiva económica y la proximidad geográfica. Los hoteles de la ciudad chilena de Viña del Mar están al tope de sus posibilidades, ante una gran demanda de habitaciones por parte de mendocinos y de habitantes de Santiago de Chile.
Desde el 28 de diciembre al 1 de enero, ingresaron a esa ciudad 17 mil personas, en su mayoría mendocinos, que encuentran allí precios muy convenientes.
(NA)