La testigo de Clarín se desdijo ante la fiscal Fein

CASO NISMAN

El fiscal que retomó la insólita denuncia del fallecido Alberto Nisman contra la presidenta y varios dirigentes políticos rechazó la invitación del oficialismo para explicar los argumentos de esa acusación.
El fiscal federal Gerardo Pollicita comunicó ayer que no asistirá el lunes próximo al Congreso nacional para exponer sobre el dictamen donde impulsó la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el presunto encubrimiento de los acusados iraníes del atentado terrorista a la sede de la AMIA, informaron fuentes judiciales.
Pollicita rechazó la convocatoria que habían realizado los legisladores del Frente para la Victoria a través de una nota enviada al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

La causa.
Al argumentar su decisión de no asistir a la reunión, el fiscal dijo que la causa está en “estado inicial” bajo secreto de sumario pedido por él, que su dictamen fue publicado en la página de Internet del Ministerio Público Fiscal (fiscales.gob.ar) y que la visita al Congreso de la Nación “no puede” estar por sobre “la finalidad que debe tener la investigación”.
Pollicita recordó que la Fiscalía “tiene por rol promover la actuación de la Justicia sin sujeción a instrucciones o directivas emanadas de órganos ajenos a su estructura”.
La causa está actualmente bajo estudio del juez federal Daniel Rafecas, quien debe decidir si ordena o no las medidas de prueba pedidas por el fiscal.

Testigo.
Natalia Fernández, la testigo que denunció en el diario Clarín irregularidades en el levantamiento de rastros en el departamento de Alberto Nisman la noche en que fue hallado muerto, “modificó su relato” al declarar en sede judicial.
La titular de la Fiscalía que investiga la muerte del fiscal de la causa Amia, Viviana Fein, emitió un comunicado en el que sostuvo que la testigo presencial del procedimiento realizado en le departamento de Nisman cambió su versión de los hechos al ser citada a ratificar o rectificar su denuncia pública.
Antes de hacerlo, fue notificada que su declaración sería bajo juramento y que en caso de mentir existía la posibilidad de que incurriera en el delito de falso testimonio, con penas de uno a cuatro años de prisión.
La joven, que rectificó su versión el jueves, había dicho que Fein le mostró una bolsa Ziploc con cinco casquillos, cuatro más de los registrados en el acta de esa noche, donde consta que los peritos levantaron una sola vaina servida correspondiente al balazo en la cabeza que mató instantáneamente a Nisman.
Fuentes con acceso a la investigación dijeron que, entre otra rectificaciones, la mujer admitió haber visto a Fein sólo a la distancia, ya que permaneció dentro del departamento sentada en un sillón, y que recién fue autorizada a usar un baño de servicio luego de que los peritos comenzaran a abandonar el lugar tras cumplir con su tarea.

Peritos.
La testigo es una camarera que la noche en la que Nisman fue encontrado muerto estaba caminando cerca de las Torres Le Parc de Puerto Madero y fue convocada a presenciar el procedimiento y luego a firmar las actas, que confesó no haber leído.
En su declaración al diario Clarín, luego reiterada en diversos medios, Fernández también dijo que antes de ingresar al departamento había escuchado una aspiradora, y que los peritos de las fuerzas de seguridad usaron la cafetera, comieron facturas y manipularon los teléfonos del fiscal muerto sin ninguna precaución.
En esa versión de prensa dijo también haber escuchado el comentario de que Nisman había sido asesinado por un francotirador emboscado en un edificio lindero, pese a que ninguno de los vidrios del departamento estaba roto.
El incidente, que en la jerga judicial se conoce como “embarrar la cancha”, obligó a la fiscal a tomar declaración testimonial al criminalista que estuvo a cargo del levantamiento de rastros en el departamento de Alberto Nisman, así como a otro de los testigos que presenciaron el procedimiento en el Complejo Le Parc.

Periodista.
El “hallazgo” de la testigo fue realizado por la misma periodista que el sábado 24 de enero firmó una nota en el mismo diario asegurando que Nisman había recibido un tiro a 15 centímetros de la cabeza, y no sobre el cuero cabelludo como afirmo la autopsia judicial, de modo que se trataba de un asesinato.

Stiuso.
En su comunicado de ayer, Fein también se quejó por los trascendidos de la declaración testimonial del ex hombre fuerte de la Side, Antonio “Jaime” Stiuso, quien habría dicho que no había recibido llamados de Nisman el día previo a su muerte ya que el teléfono estaba en poder de uno de sus colaboradores directos, quien ahora deberá ser llamado a corroborar esa versión.

Equipo de fiscales presentará un plan de trabajo.
Los integrantes del equipo de fiscales que reemplaza al fallecido Alberto Nisman al frente de la investigación del atentado contra la AMIA se presentaron ayer en las oficinas de la Unidad Especial y se tomarán 30 días para diseñar un plan de trabajo le presentarán a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, según informaron fuentes oficiales.
Los fiscales Sabrina Namer, Roberto Salum y Patricio Sabadini y el coordinador Juan Patricio Murray arribaron a las oficinas ubicadas frente la Plaza de Mayo a las 10 y se presentaron ante el equipo de trabajo de la Unidad Fiscal Especial que condujo Nisman desde el 2004 hasta que apareció muerto en su departamento el 18 de enero.
Durante los próximos 30 días los fiscales analizarán todos los elementos con los que cuentan y evaluarán la posibilidad de dividirse el trabajo, según indicó a Télam uno de los miembros del equipo.
Los dos temas principales sobre los que trabajarán serán la investigación del atentado contra la mutual israelita y la causa por el encubrimiento que ya fue elevada a juicio oral.
Respecto a la denuncia presentada por Nisman antes de morir, en la que le imputó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al canciller Héctor Timerman ser parte de otra maniobra de encubrimiento, le prestarán colaboración al fiscal federal Gerardo Pollicita si así lo requiere.

Namer.
Sabrina Namer, integrante de la Fiscalía Especial en reemplazo de Nisman, afirmó ayer que “se investigará lo que corresponde”, luego de la evaluación que realice el equipo designado por la Procuración General de la Nación para poder así determinar “si existen motivos que justifiquen el abandono o no” de algunas líneas investigativas.
“Evaluaremos las razones que surgen de lo que hay documentado, que permitan determinar porqué se abandonó (alguna pista) y si estos motivos justifican continuar o no”, sostuvo en declaraciones a radio del Plata la flamante fiscal designada por la procuradora Alejandra Gils Carbó la semana pasada.
En esta primera etapa de trabajo, Namer especificó que los fiscales trabajan en la “distribución y programación de la tarea” para tomar conocimiento de la investigación iniciada por Nisman hace diez años, con la posibilidad de incorporar más colaboradores pero “partiendo de la base del personal actual”.
También indicó que por instrucción de Gils Carbó tomarán contacto con “todos los familiares” de las víctimas de la AMIA. (Télam)