Lagomarsino, duro con Arroyo Salgado

"TODO INDICA QUE ALBERTO NISMAN ESTABA SOLO CUANDO MURIO"

El técnico informático Diego Lagomarsino consideró que “todo indica” que Alberto Nisman “estaba solo cuando murió” y acusó a la ex esposa del fiscal, Sandra Arroyo Salgado, de “no buscar la verdad”.
“Si voy a la causa, en la que sinceramente no estoy del todo metido, aunque hable muchas veces con los peritos, todo indica que Nisman estaba solo cuando murió. Por las pruebas que hay, ¿no? Ahora, uno empieza a escuchar cosas de afuera y eso se pone en duda. Se pone en duda en la mente, no en lo fáctico. Pero, la verdad, no sé qué puede haber pasado. Y si se suicidó, hay que ver si lo hizo porque quiso o porque lo obligaron”, señaló Lagomarsino.

Arroyo Salgado.
En declaraciones al sitio web Diez Sudacas, el ex empleado del fiscal, que se encuentra imputado en la causa, volvió además a cuestionar a la ex esposa de Nisman, la jueza de San Isidro Arroyo Salgado.
“¿Que yo tengo que ver con la muerte? Bueno, a ver… Alberto me llama el sábado, me pide un arma, yo se la entrego y después muere con esa arma. Si vamos al absurdo, sí, tengo algo que ver. Si vamos a si yo lo maté, obviamente que no. La querella constantemente cambia las figuritas. Cuando le conviene pone una. Cuando esa figurita no le sirve, pone otra”, señaló.
Según consideró, la querella apunta en su contra “porque no tienen nada” y reclamó: “Que en lugar de hablar en los medios, hablen en la causa”.
“Que digan qué elemento les da para decir que yo tuve algo que ver. Creo que Arroyo Salgado no busca la verdad. Tengo que aprender a manejar que es una persona distinta y que se comporta así. Y debería aceptarla. Pero hay cosas que todavía no puedo, que me superan”, remarcó.
“¿Sabés lo que me afectó? Que digan que era un asesino. Básicamente dijeron eso, y Arroyo Salgado dice eso. Bueno, ahora no tanto. Ahora dice que tengo algo que ver. Cambia las cosas todo el tiempo. Al principio, en enero de 2015, no me conocía, y ahora dice que era una persona de máxima confianza de la familia”, se quejó.

Homenaje.
Dirigentes de las principales entidades judías argentinas encabezaron ayer un homenaje al fiscal Alberto Nisman, al cumplirse un año de su muerte, que contó con la presencia de funcionarios y ministros del Ejecutivo nacional, los cuales más temprano expresaron su apoyo al compromiso asumido el domingo por el presidente Mauricio Macri, en la búsqueda de la verdad en la causa.
El homenaje, realizado en un escenario montado en la Plaza Alemania (Avenida del Libertador y Cavia), se denominó “Velas por Nisman” y contó con la presencia de un importante número de personas, además de dirigentes políticos e integrantes de la comunidad judía, que portaron velas encendidas para homenajear al fallecido fiscal y pedir por el esclarecimiento de su muerte violenta.
En el encuentro, convocado por la DAIA, hablaron el radical Ernesto Sanz, el periodista Joaquín Morales Solá y el titular de la entidad judía DAIA, Ariel Cohen Sabban.
Entre la dirigencia política, también sobresalió la presencia de la vicepresidenta Gabriela Michetti y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.Cohen Sabban, al cerrar el acto, sostuvo que desde la comunidad judía se pretende que “reine la justicia y deje de reinar la impunidad”, y bregó porque el cambio de gobierno sea “un momento muy especial, de esperanza, y que reabre otro horizonte”.

Michetti.
Antes del inicio del acto, Michetti dijo que el nuevo gobierno está trabajando “para que nadie pueda tener la vocación de tapar nada” y “poner todas las cosas que podamos poner para que esta verdad llegue a término”.
“Hay vocación, fuerza e iniciativa para llegar a fondo”, dijo la vicepresidenta, y señaló que el gobierno está trabajando en el juicio en ausencia y la ley de arrepentido “para tener más herramientas”. (Télam)