Lagomarsino le daba la mitad de su sueldo a Nisman

El experto en informática que colaboraba con la Unidad Fiscal AMIA, Diego Lagomarsino, declaró ayer por escrito sobre cómo era su relación económica con el fallecido Alberto Nisman, quien fue encontrado sin vida el 18 de enero en el baño de su departamento en la torre Le Parc de puerto Madero, y señaló que la mitad del sueldo que percibía se lo quedaba el fiscal.
El encargado de llevar el escrito de Lagomarsino a la Fiscalía Nacional en lo Criminal 45, que conduce Viviana Fein, fue su abogado Maximiliano Rusconi, quien sostuvo que el contenido del documento era "ajeno al objeto procesal de la causa".
Lagomarsino es el único imputado en la causa que investiga la muerte del Nisman por ser el dueño del arma de la cual salió la bala que perforó la cabeza del fiscal.
Horas antes de la presentación que se produjo al mediodía, el diario Página/12 había anunciado que Lagomarsino ahondaría sobre su relación económica con Nisman, tema que fue introducido en la causa por la querella que encabeza Sandra Arroyo Salgado, madre de las dos hijas del fiscal fallecido.
El matutino había anticipado que Lagomarsino revelaría que Nisman le exigía que le entregara parte de su sueldo y que, además, lo había puesto como cotitular de una cuenta que en un banco extranjero en la que también figuraban la madre y la hermana del fiscal.
Según esta declaración, la mitad de los 41 mil pesos mensuales que percibía por mes, Lagomarsino los depositaba en una cuenta en los Estados Unidos, de la que era titular y que compartía con la madre y la hermana del fiscal, y de la que Nisman era apoderado, es decir, que podía mover los fondos.

Declaraciones.
La hermana y la madre de Alberto Nisman, quienes debían prestar declaración testimonial ayer ante la fiscal Viviana Fein en el marco de la causa que investiga la muerte del funcionario judicial, informaron que no se encuentran en condiciones de concurrir a brindar su testimonio por razones de salud.
En este sentido, voceros con acceso a la causa consignaron que la madre del fallecido fiscal, Sara Garfunkel, esgrimió "problemas de hipertensión arterial", mientras que la hermana, Sandra Nisman, justificó su inasistencia argumentando que padece "ataques de pánico" por los que está siendo tratada.
Con respecto al escrito que presentó Lagomarsino indicó que aún no lo había recibido, aunque sostuvo que, a la luz de los trascendidos, no le veía "demasiada gravitación" a los efectos de la causa.

Fotos.
Por otra parte, la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini pidió que se investigue penalmente a efectivos de la división Apoyo Tecnológico de la Policía Federal por la "filtración" de fotografías de los teléfonos celulares del fallecido fiscal Alberto Nisman.
Fuentes judiciales indicaron que la magistrada efectuó la respectiva denuncia, que quedó radicada ante el juzgado de instrucción 19 a cargo de su colega Diego Slupski, ya que esas constancias "debían permanecer en reserva por su calidad de elementos de prueba".
La "filtración" es por la difusión pública de fotografías que estarían en el celular de Nisman, en las que el fiscal aparece junto a un grupo de mujeres, en un boliche presuntamente de la zona de Palermo Hollywood. (Télam)

Acto en Tribunales
Un grupo liderado por el escritor Santiago Kovadloff y el rabino y diputado nacional Sergio Bergman se reunió ayer en Plaza Lavalle, frente al Palacio de Tribunales, para "honrar la memoria" y exigir el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman, a dos meses de que fuera hallado sin vida en su departamento en Puerto Madero.
"Estamos aquí para que la verdad no se convierta en un desaparecido más" y "por el futuro de los argentinos", dijo Kovadloff al hacer uso de la palabra ante un grupo de personas que portaban carteles con la leyenda "Todos somos Nisman" o la palabra "Justicia" acompañada por el nombre del fiscal.
Ante el grupo denominado "Memoria Nisman", que contó con la presencia de las diputadas Patricia Bullrich y Laura Alonso, Kovadloff abogó por decirle "no" a "las urgencias políticas o electoralistas" y a que el caso sobre la muerte del fiscal a cargo de la UFI AMIA se vuelva un insumo de las campañas electorales".
El escritor consideró a la convocatoria, que se repetirá todos los meses, como una prolongación de la marcha realizada hace un mes, conocida como la del "18 F".
En tanto, el periodista del Grupo Clarín Nelson Castro sostuvo que la muerte de Nisman "representa un magnicidio institucional".

Parrilli aportó datos
El Secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, remitió ayer al juez Rafael Caputo más información a la que oportunamente presentara en su denuncia, en el marco de la causa en la que se investigan las maniobras de contrabando de Antonio Horacio Stiuso, Alejandro Patrizio y Nicolás Mercado.
Según confirmaron fuentes judiciales, el texto presentado ante el juzgado nacional en lo Penal Económico 3 fue acompañado de un nuevo listado con detalle de importaciones realizadas en los años 2013 y 2014, que fuera informado por la empresa Terminal de Cargas Aeropuerto SA
-operadora en el Aeropuerto de Ezeiza- y que no figuraban en la documentación recibida por la Dirección General de Aduanas ni en documentación obrante en el organismo.
Allí se informa que a las casi 100 toneladas ya denunciadas, se agregan 16 operaciones adicionales, cuyo material no ha sido encontrado ni identificado dentro del patrimonio de la Secretaría, proveniente de los Estados Unidos, Brasil y Corea por un total de 17.290 Kilogramos de mercadería identificada como material electrónico y médico, simulando el mecanismo para ingresar al país material de carácter técnico secreto.
El 24 de febrero, el Poder Ejecutivo denunció penalmente por presunto contrabando agravado y evasión fiscal al ex espía Antonio "Jaime" Stiuso, a Alejandro Patrizio y a Nicolás Gastón Mercado, quienes habrían utilizado prerrogativas especiales que tiene la Secretaría de Inteligencia pero utilizándolas para el comercio ilegal. (Télam)